elEconomista.es

Manuel Falcó solicita uno de los títulos de su padre, Carlos Falcó, cumpliendo así con su última voluntad

24/07/2020 - 12:05

Manuel Falcó, el primogénito de Carlos Falcó, ya ha cumplido con una de las últimas voluntades de su padre, que falleció hace poco más de cuatro meses a los 83 años tras contraer el coronavirus. El marqués quería que su hijo mayor, con el que tuvo sonadas rencillas en el pasado especialmente a raíz de su matrimonio con Esther Doña, heredara el marquesado de Castel-Moncay.

Lea tambiénEsther Doña celebra el tercer aniversario de su boda con Carlos Falcó regresando a El Rincón por un día

Para obtenerlo no bastaba con los deseos del marqués de Griñón sino que además tenía que solicitarlo ante el Estado, como así ha hecho finalmente: "La sucesión en el título de Marqués de Castel-Moncayo, con Grandeza de España, ha sido solicitada por don Manuel Falcó y Girod, por fallecimiento de su padre, don Carlos Falcó y Fernández de Córdoba, lo que se anuncia por el plazo de treinta días, contados a partir de la publicación de este edicto (...) para que puedan solicitar lo conveniente los que se consideren con derecho al referido título", reza el documento oficial del Boletín del Estado, publicado este miércoles 22 de julio.

Tras solicitarlo, deberá desembolsar la cantidad de 2.726 euros para poder ostentarlo finalmente. Este es un proceso por el que tienen que pasar todos aquellos que soliciten un título de Grande de España, según señala la Diputación de la Grandeza y se estipula en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

Antes de partir, Carlos Falcó dejó muy bien atadas sus últimas voluntades. Su título más preciado, el marquesado de Griñón, se lo dejó en herencia a Tamara Falcó, que expresó su orgullo en las redes sociales tras recibir esta distinción. El marquesado que ha heredado su hijo Manuel data de 1682, siendo incluso más antiguo que el heredado por Tamara. Él lo ostentaba desde hace 44 años.

Lea también - Así es Manolo Falcó, el nuevo marqués de Griñón: poderoso financiero y casado con una gran anfitriona de la alta sociedad londinense

Manuel vive junto a su mujer, la socialité y empresaria Amparo Corsini, y sus hijos en una acogedora casa del barrio londinense de Chelsea, aunque también mantienen una casa en Madrid para cuando regresan a España. Se encuentra situada muy cerca de los Jerónimos, barrio perteneciente al distrito madrileño del Retiro.

Tras décadas triunfando en el mundo de las finanzas, en 2018 fue nombrado codirector global de la nueva unidad de negocio de la empresa, denominada Banca, Mercados de Capitales y Asesoría (BCMA). Desde hace más de 20 años lleva trabajando desde la sede Londres, donde se encuentra afincado con el resto de su familia, aunque sus viajes a España son habituales por motivos profesionales. Allí también tiene grandes amigos, pues de sobra es conocida su amistad con Hugh Grant.

La relación entre Manolo Falcó y su padre el marqués no era demasiado buena. La cuarta boda de Carlos Falcó, la que le convirtió enmarido de Esther Doña, no sentó excesivamente bien a sus hijos mayores. Sandra Falcó trabaja con su padre en el negocio del aceite y le acompaña a menudo en eventos comerciales, pero no es de hacerse muchas fotos con Esther Doña, una "madrastra" a la que saca diez años.

Lea también - Así es Xandra Falcó, la hermana menos mediática de Tamara: sin el marquesado de Griñón pero al mando del patrimonio familiar

Manuel Falcó ha sido el hijo más crítico con el último matrimonio de su padre, pues apenas tenía trato con él. Se da la circunstancia de que Manolo ha ido metiendo dinero en los negocios de su padre, que han tenido más nombre que liquidez, y es prácticamente el dueño de muchas de sus propiedades. Aparte de Tamara y Manuel, el marqués dejó en vida otros cuatro hijos: Xandra, que se encarga de gestionar el patrimonio familiar; Duarte y Aldara.







Comentarios 0