Actualidad

A Blanca Romero, ex de Cayetano Rivera e hija de torero, no le gustan los toros: "No soy taurina"

Blanca Romero (44) ha causado sensación en un encuentro virtual que tuvo lugar este miércoles. La actriz se abrió en canal para confesarle a sus seguidores algunos de sus secretos mejor guardados. Entre todos, sorprendió que se declarase "no taurina", cuando estuvo casada con Cayetano Rivera (43) desde 2001 a 2004. Además, también confesó que está muy bien sola y sin ganas de caer rendida al amor.

Este jueves se cumplen 16 años de la muerte de Carmina Ordóñez, a la que recuerda con mucho cariño: "La mujer más guapa de España, que supo disfrutar y vivir su vida como quiso; bailó, cantó y lo pasó muy bien", recordó en Nuevos hábitos, nuevas iniciativas de Citroën.

Blanca, que además es hija del torero Rafael Romero, no se considera taurina, aunque es una profesión que respeta. Recordó un episodio que vivió en Gijón durante su romance con Cayetano: "Me daba miedo salir por los antitaurinos. Llegué a salir con el casco de moto hasta el garaje por si me zurraban, yo sufrí ese acoso, ese miedo. Nunca más volví a una corrida de toros ni soy taurina pero al vivirlo de cerca desde que nací lo respeto".

La madre de Lucía Rivera (21) habló de cómo llevó los meses de confinamiento por coronavirus: "Aunque hubo momentos en los que sentí un poco de claustrofobia. Estoy acostumbrada a vivir en el mar, en la playa, libre sin horarios estrictos, soy bastante anárquica y me costó, pero tenemos una terraza y los tres nos llevamos fenomenal", aseguró haciendo referencia a sus hijos Lucía y Martín, de ocho años.

Lea tambiénBlanca Romero y su hija Lucía Rivera presumen de cuerpazos en bikini

Con sus hijos mantiene una relación muy cómplice, hasta el punto de que está encantada de trabajar al lado de su hija: "Trabajar es juntas superfácil. Tenemos un código muy claro y a la hora de trabajar mantenemos ese idioma nuestro. Desde chiquitina ha estado conmigo en platós y rodajes, donde más se aprende. No somos hermanas, si lo fuéramos nos estaríamos tirando de los pelos. Nos llevamos 21 años y si no fuese mi hija, jamás me pondría a hacerme fotos en bikini con una niña, pero me gusta lo que transmitimos, el abarcar varias generaciones para una misma marca. Cuando me vea muy vieja, lo seguiré haciendo, porque es mi hija", dijo.

Lo que peor llevaba durante el confinamiento era la distancia con sus padres y el temor a que contrajeran el virus siendo personas de riesgo por su edad: "Me acostaba por la noche y me entraba miedo por no estar cerca de ellos".

Durante el confinamiento también se convirtió en una estrella en Tik Tok, la nueva aplicación musical de moda entre nuestros famosos: "Me aburría y un día vi a Lucy con ello. Me hizo gracia y me hice adicta. Me parece una aplicación muy real, con gente de todo tipo, de todas las edades, es graciosísima. Me lo pasé bomba y si alegré un poco a la gente, pues algo bueno que hice".

También confesó que el Covid-19 trastocó muchos de sus planes profesionales: "Hubo que modificarlos, ha sido una pérdida económica para todo el mundo. Pero saldremos adelante, aunque habrá que esforzarse el doble, hasta que Brad Pitt se case conmigo y me lleve a su mansión de Los Ángeles debo trabajar".

Lea tambiénCayetano Rivera carga contra la ministra Yolanda Díaz y pide ayudas para el mundo del toro

Después de lanzar esta broma, aseguró que no quiere enamorarse de nuevo: "No estoy enamorada, ya no quiero novio. Estoy buscando un convento para hacer galletas y ponerme cruces y santinas, que me encantan, y rezar y cantar. Además, pueden beber vino. Las monjas viven bien, tienen una piel fantástica y me parece mejor sitio que una residencia de ancianos", bromeó su estado sentimental.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin