elEconomista.es

Stella del Carmen, hija de Antonio Banderas, se estrena como flamante columnista: rememora sus años en Málaga

22/07/2020 - 17:50

Stella del Carmen, la hija de Antonio Banderas y Melannie Griffith, se ha estrenado como flamante columnista. La joven a sus 23 años ha empezado por todo lo alto, con un artículo en el que rememora los años que pasó de pequeña en Málaga al lado de sus padres y en el que también habla de lo que ha supuesto para ella crecer en el regazo de una familia bilingüe.

Lea tambiénStella del Carmen, hija de Antonio Banderas, presume de novio en la 92ª edición de los Oscar

La malagueña arranca el artículo hablando de su propio nombre, que sus progenitores se lo pusieron en honor a la Virgen del Carmen por la fe de su padre: "La segunda parte de mi nombre de pila, del Carmen, es un homenaje a esta virgen, muy popular en Málaga. Mi padre me lo puso como símbolo de su gran amor por su ciudad natal y por mi abuela, que era una gran devota de esta virgen. Agradezco llevar conmigo a todas partes esta unión con España. Mi nombre define mi ascendencia y mi conexión como mujer española", asegura en la edición de agosto de Vanity Fair.

La joven ha recordado una de las situaciones que más angustia le generaban durante su infancia, pues no le resultó nada fácil adaptarse a las dos culturas y los idiomas de sus padres: "Lograr el equilibrio entre las dos culturas y los dos idiomas se convirtió para mí en una fuente de ansiedad, culpa y vergüenza. No pasar el suficiente tiempo en España implicaba que no estaba desarrollando el mismo nivel de competencia en castellano que el que tengo con el inglés. Y en los años en los que casi cesaron los viajes familiares al sur del país, mi conexión con esa parte de mí misma empezó a desvanecerse", recuerda. 

Lea también - Melanie Griffith se pone nostálgica con Antonio Banderas: recuerda una foto apasionada de su relación

Para hacer frente al vacío que le quedaba por no pasar todo el tiempo que le gustaría en España, la pequeña Stella encontró su propia solución: "Cogí una botella con una borla de volantes en el tapón. Eché una muestra y me la llevé a la nariz. Me sobrepasó. Una iglesia vagamente iluminada por velas, cera, pétalos de rosa diseminados, humo, Málaga, Semana Santa. Fue como si todos los recuerdos de la infancia de Semana Santa se hubieran condensado y destilado en una preciosa botellita".

Además, reconoce que muchas de sus costumbres siguen siendo muy españolas. Esto la acerca mucho a sus raíces y a su padre, que a lo largo de su vida ha hecho todo lo posible para que no se le olvide su origen:  "Cuando decido hacer una tortilla de patatas en mi casa de Los Ángeles o cuando uso Facetime con mi padre y puedo ver un trocito de Marbella de fondo de pantalla de mi móvil, recuerdo mi primera infancia en la playa, con mi familia, comiendo bocadillos de Nutella y viendo el 'Grand Prix del verano'. Recuerdo pasear por las calles nocturnas de Málaga junto a mi tía, el chocolate con churros y las cenas de tres horas".

La joven mantiene una relación sentimental con Eli Meyer, hijo de Ronald Meyer, vicepresidente de NBC Universal, con quien está saliendo desde el verano de 2019. En la pasada edición de los Oscar, premios a los que Banderas estaba nominado por Dolor y Gloria, lo presentó oficialmente tras dejarse ver previamente en el festival Starlite en Marbella.







Comentarios 0