elEconomista.es

La venganza de la reina Sofía contra las 'amigas especiales' de su marido, el rey Juan Carlos

22/07/2020 - 10:01

La reina Sofía permanece impasible ante las nuevas revelaciones de los escándalos económicos de su marido, el rey Juan Carlos, y de su interminable lista de 'amigas especiales'. Confinada en Zarzuela con su hermana Irene, la emérita mantiene el tipo y aguanta con dignidad el chaparrón Corinna.

Pese a que aseguran que siente indiferencia hacia su esposo, lo cierto es que su orgullo sigue sufriendo con la exhibición pública de sus aventuras. Según cuenta Pilar Eyre, doña Sofía llegó a estar tan herida con la relación de Corinna y don Juan Carlos que decidió vengarse.

"Su relación con Corinna la hirió profundamente. Tanto, que, según se dice, maniobró para que el hijo de Corinna no fuera admitido en un buen colegio en Inglaterra y que las familias aristócratas inglesas le hicieran el vacío. Alexander, que no es hijo del rey –ya que nació dos años antes de conocerlo– sino del príncipe Casimir zu Sayn-Wittgenstein, tuvo que ir al final a un prestigioso internado suizo", cuenta la periodista.

No fue la única que sufrió la ira de doña Sofía, tal y como desvela Eyre: "A dos damas catalanas no las invitó nunca a las recepciones en el Palacete Albéniz, aunque ambas poseían título. A otra señora de la nobleza alemana la humilló de todas las formas posibles, negándole incluso un amarre en el Club Náutico de Palma. A Marta Gayá intentó que la sociedad mallorquina la marginase, pero ahí se impuso el rey y los deseos de Sofía no se cumplieron", explica.

"A veces no estaba muy segura. Por cierta presentadora de televisión preguntó a otra con la que tenía más confianza, y se hizo enviar fotos de la hija de una señora sevillana para observar un posible parecido… Supervisaba el mailing de las celebraciones del santo del rey en el Campo del Moro y aparecían misteriosas tachaduras…", añade.

Asimismo, la reina también guardaba las distancias con mujeres de la jet set conocidas por su éxito con los hombres: "A Isabel Preysler, a Tita Cervera, a Marta Chávarri, siempre las saludaba con frialdad…", dice la experta en casas reales. Tampoco le gustaba visitar Estoril cuando aún vivía Franco: "Sospechaba que detrás de cada amiga de la infancia, había una novia (por cierto, con razón la mayoría de las veces)".

Eyre también desvela quién era el confidente de la reina en Palacio: "Cuando Sabino estaba en la Casa, era su paño de lágrimas y confidente. '"La reina no sabía si eran varias amantes o solo una, pero muy paseada'. Preguntaba: '¿Es Bárbara?'. Y sabía leer en la expresión del jefe de la Casa como en un libro abierto. '¡Siempre acertaba!'", apunta.

Por último, Pilar se refiere a los supuestos amores de Sofía, nunca confirmados: "Un arquitecto, una personalidad política ya fallecida, un apuesto caballero portugués con el que se vería en Londres, el escritor J.J. Benítez que le escribía poemas… Todos, rumores infundados que me han sido desmentidos por las propias personas o por las circunstancias", sentencia.







Comentarios 0