elEconomista.es

El rey Salman de Arabia Saudí, hospitalizado a los 84 años por una inflamación de la vesícula biliar

21/07/2020 - 10:16

El rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz al Saud (84), ingresó este lunes en el Hospital Especializado Rey Faisal de Riad para someterse a unas pruebas médicas como consecuencia de una colecistitis. En los últimos meses se ha especulado con el estado de salud del monarca saudí y con el creciente poder que acumula el príncipe heredero, Mohamed bin Salman.

Lea tambiénEl rey Salmán bin Abdulaziz emplea 500 millones de dólares de las arcas públicas sauditas para rescatar Live Nation

El ingreso del rey lo confirmó la Casa Real saudita en un comunicado publicado por la agencia de noticias oficial SPA. "El rey Salman bin Abdulaziz Al Saud ingresó hoy en el hospital especializado Rey Faisal de Riad para realizar unos chequeos médicos a causa de una colecistitis (inflamación de la pared de la vesícula biliar)", reza el comunicado que emitieron.

En marzo afloraron rumores sobre el empeoramiento de su estado de salud. Se especuló con un inminente proceso de sucesión después de que medios estadounidenses sacaran a la luz las detenciones de dos príncipes saudíes, supuestamente por orden del príncipe heredero e hijo del monarca, Mohamed bin Salman, acusados de intento de golpe de estado.

Lea tambiénEl príncipe saudí Mohamed bin Salman detiene a tres altos miembros de su familia por traición

Salman bin Abdulaziz se convirtió en el rey de la monarquía del golfo Pérsico a principios de 2015, después de la muerte de su hermano Abdalá bin Abdulaziz a los 90 años tras sufrir una neumonía y permanecer casi un mes ingresado en el hospital. Su hermano es el mismo rey que le habría transferido al rey Juan Carlos las presuntas comisiones por el AVE a la Meca, que ahora están en boca de todos por las declaraciones de Corinna Larsen ante la fiscalía suiza.

En el reinado de Salman, su hijo, el príncipe heredero Mohamed bin Salman, ha adquirido cada vez más responsabilidades, hasta el punto de que ejerce como jefe del gobierno de facto del reino. Desde 2017 ha protagonizado numerosos escándalos.

Organizaciones de derechos humanos lo han acusado de arrestar a varios activistas; estuvo envuelto en la detención de príncipes, políticos y empresarios en 2017 en un lujoso hotel de Riad; y también ha sido señalado por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en 2018. Además, la princesa saudí Basma le ha pedido ayuda tanto a él como a su padre en repetidas ocasiones para que la liberen de la prisión a la que entró sin haber sido acusada previamente.







Comentarios 0