Actualidad

La matriarca Marta Ferrusola, el gran apoyo de Jordi Pujol ante el peor momento de la familia

La familia Pujol, liderada por Jordi Pujol (90), el que fuera presidente de Cataluña durante 23 años, recibió este jueves la peor noticia posible. El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata mandó al exlíder catalán, a su mujer, Marta Ferrusola, y a sus siete hijos al banquillo para ser juzgados por presuntos delitos de pertenencia a una organización criminal o asociación ilícita, blanqueo de capitales, fraude a la Hacienda Pública y falsedad documental.

El dictamen judicial, que pone fin a ocho años de investigaciones, vuelve a poner en el foco a Pujol, recluido desde 2014 en su casa de Barcelona, donde reside junto a Ferrusola. Ambos viven en un piso de 123 metros cuadrados, en un edificio construido a finales de los 50.

Lea también - Rosa María Sardá, la catalana que rechazó la Cruz de Sant Jordi porque se la dio un corrupto, Jordi Pujol

Se trata del mismo lugar al que se trasladaron cuando se casaron en 1956. Más de 60 años después, aún no se han movido. Cuando estalló el caso Pujol, en su puerta se concentraron los detractores del expolítico, que le recibían a gritos e insultos a diario. Por ello, Marta y Jordi dejaron de salir a la calle. Hoy en día, apenas se les ve.

La relación de amor entre Pujol y Ferrusola también se ha trasladado al territorio político. De hecho, la mujer del expresident llegó a asumir cargos simbólicos en fundaciones y entidades de carácter benéfico durante el mandato de su marido. Incluso se dijo que era la 'primera dama' con más poder de la política española.

Según sospecha el juez De la Mata, Marta amasó una inmensa fortuna con técnicas presuntamente criminales. Pese a estas evidencias, Ferrusola llegó a afirmar en febrero de 2015, en la comisión del Parlament que investigaba las presuntas irregularidades cometidas por la familia, que sus hijos no tenían "ni un céntimo". "Van con una mano delante y otra detrás. Estoy muy orgullosa de ellos", dijo.

Parece que el magistrado de la Audiencia Nacional no tiene la misma opinión, según declaró en el auto que manda a la familia y a otras 18 personas al banquillo de acusados: "La familia Pujol Ferrusola ha aprovechado su posición privilegiada de ascendencia en la vida política/social/económica catalana durante decenios para acumular un patrimonio desmedido, directamente relacionado con percepciones económicas derivadas de actividades corruptas", dice en el mandato judicial.

Pese a todos los problemas legales a los que se enfrentan, la rutina de los Pujol-Ferrusola no varía. Él dejó su enorme despacho en el Paseo de Gràcia tras el escándalo y se trasladó a una pequeña oficina en la calle Calabria. Allí acude a diario, acompañado por un chófer al volante de un Seat. Pasa el día leyendo y escribiendo. Permanece atento a la actualidad. Tan solo rompen su rutina para acudir a algún funeral de alguien cercano. La última vez que se les vio en público fue el pasado mes de septiembre en el entierro de Miquel Valls, expresidente de la Cámara de Comercio catalana y afín a Convergència, partido que fundó el propio Pujol.

Las palabras de De la Mata no solo son una losa para el expresident, sino que también afectan a todos aquellos que siguen defendiéndole y que incluso crearon una página web para homenajearle en su 90 cumpleaños el pasado 9 de junio. Esta fue una nueva maniobra de los fieles de Pujol para rehabilitar su legado tras los casos de fraude fiscal por los que se sentará en el banquillo junto a su familia.

comentariosforum3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

SU PVTA MADRE...
A Favor
En Contra

A ESTE PAR DE EXCREMENTOS HABRÍA QUE AHORCARLES EN PÚBLICO

Puntuación 2
#1
albert
A Favor
En Contra

A cada cer.o le llega su san martín.

Puntuación 4
#2
CARCEL
A Favor
En Contra

LAMENTABLEMENTE, ESTE PERSONAJE, NI LA MADRE SUPERIORA, NI SUS HIJOS IRAN A LA CARCEL. SBRE TODO EL PADRE Y LA MADRE SALDRAN DE ROSITAS.

Puntuación 1
#3