elEconomista.es

Los Reyes van camino Soria y mudos ante el rosario de escándalos que acechan a don Juan Carlos

15/07/2020 - 11:37

Felipe VI y Letizia parecen inmunes a la pandemia de escándalos en torno a don Juan Carlos. La presión mediática y de Moncloa no cesa y todo apunta a que el Rey va a mover ficha apartando al Emérito del palacio de la Zarzuela o con otro gesto que sirva para reforzar el cortafuegos entre el antiguo y el actual jefe de Estado.

Pero en la víspera del funeral por las víctimas del coronavirus, presididio por el Rey, que estará acompañado por doña Letizia,  el Soberano y su mujer prosiguen su gira nacional. 

Gracias a los Reyes, Soria regresa a los titulares y no es ni por la novia de Enrique Ponce (que se llama Ana Soria) ni por la canción de Gabinete Caligari. Y es que los reyes han llegado este miércoles a la literaria ciudad castellana donde Antonio Machado pasó los mejores días de su vida. Ya lo decía la canción: "Bécquer no era idiota ni Machado un ganapán".

La consorte asturiana ha pisado la provincia más despoblada y una de las más afectadas por el devastador paso del Covid-19 con unas alpargatas con truco.

Lea también - Letizia recicla su estilismo en los Mariano de Cavia: el estrenar se va a acabar

Los reyes han reaparecido sobre las 10:30 en el pequeño municipio de Vinuesa. Para esta ocasión, la consorte ha vuelto a tirar de fondo de armario enfundándose en un vestido de Hugo Boss de color rosa claro, con estampados florales en naranja y burdeos. El diseño, que en su día salió a la venta por 250 euros, es de bajo asimétrico, tiene cuello camisero y manga larga. La consorte lo estrenó a finales de año, cuando con la inmejorable compañía de doña Sofía visitó el Rastrillo Nuevo Futuro en Madrid. 

Lo ha combinado con unas elegantes alpargatas de Uterqüe que ya estrenó el verano pasado durante su inolvidable tarde en el cine con la reina Sofía y sus hijas en Mallorca, aunque les ha cambiado las tiras haciendo que parezcan completamente nuevas. Como no podía ser de otra forma se ha recogido el pelo con una coleta y ha lucido su inseparable anillo de Karen Hallam que sus hijas le regalaron hace unos años.

Lea también - El verano Real: las incógnitas de Juan Carlos y Sofía y las vacaciones secretas de Letizia suspendidas

Los reyes han reaparecido en la provincia Soria, que durante el confinamiento se quedó sin camas en la UCI y duplicó la tasa de mortalidad de España, tras acudir el lunes a la entrega de los premios Mariano de Cavia. Han visitado el casco histórico de esta localidad de menos de 1.000 habitantes y han mantenido un encuentro con personalidades y autoridades para tratar el grave problema de la despoblación y el envejecimiento. Más tarde pondrán rumbo a Soria capital, que celebra su 900 aniversario.







Comentarios 0