elEconomista.es

La angustia de Paloma Cuevas por los movimientos de Ana Soria en las redes: sufre por sus hijas

14/07/2020 - 11:29

Paloma Cuevas no está lidiando con una situación nada fácil tras su separación, de mutuo acuerdo, con Enrique Ponce. El diestro ha rehecho muy rápido su vida con la almeriense de 21 años, Ana Soria, y ella permanece en su finca de Jaén, en Cetrina, donde cuida de sus padres y de las dos hijas que tiene con el diestro: Palomita de 12 años y Bianca de 9. A ellas les tiene que explicar quién es la nueva mujer que ocupa el corazón de su padre, lo que no le estaría resultando nada fácil por la actitud que ambos han tomado.

Lea también - Enrique Ponce y Ana Soria: la fecha de su primera aparición pública juntos y el apasionante reto profesional de ella

Aunque, tal y como confesó Ponce, él y Paloma ya no hacían vida matrimonial desde hace dos años a pesar de convivir bajo el mismo techo, a la cordobesa no le estaría sentando nada bien la actitud que ha tomado tras oficializarse la ruptura, pues ha gritado el amor que siente por ella a los cuatro vientos, sin esconderse: "Ana y yo estamos enamorados", confesó en Sálvame hace una semana. Según La Razón, ahora también lo estaría pasando mal por las muestras de cariño que Ana Soria le dedica al diestro en las redes sociales y, especialmente, por el polémico mensaje que compartió este fin de semana.

Se trata de una profunda reflexión que bien podría ir dirigida a Paloma Cuevas: "Dedica tu tiempo a buscar tu propia felicidad y no trates de impedir que otros encuentren la suya", sugirió con una contundencia difícil de superar. No hace falta hacer demasiadas interpretaciones. Pero hay más: "Busca lo que te llena, y no lo que te vacía. Lo que suma y no resta. Y así, vivirás en paz". Ana no va a reconocer nunca que se lo dice a Paloma Cuevas, pero... a buen entendedor.

Lea tambiénAna Soria humilla a Paloma Cuevas publicando su primera foto amorosa con Enrique Ponce

Pese a estos desprecios y humillaciones, Paloma traga saliva para explicarle a sus hijas quién es la joven por la que su padre ha perdido los vientos, sin caer en faltas de respeto por el bien de las dos niñas. Además, lo que más le preocupa son los efectos psicológicos que toda esta repercusión mediática puede tener sobre ellas. 

Desde el entorno más cercano de Paloma y Enrique aseguran al mismo diario que para todos ha supuesto una sorpresa la nueva actitud que ha tomado el diestro. Consideran que está yendo demasiado rápido con Ana Soria y que ha corrido mucho para presumir del amor que siente por ella. Esta misma fuente ha asegurado al mismo periódico que la propia Ana Soria fue la que lo incitó a no esconder más su ferviente noviazgo: "Fue ella la que pidió a Enrique que reconociera públicamente su relación, no se sentía feliz escondiéndose cada vez que se veían".

En este sentido, desvelan que Ana no está llevando nada mal la fama y la repercusión, sino más bien todo lo contrario: "Pero resulta que el interés mediático por su persona no le disgusta lo más mínimo. Me parece que sus miras de futuro van a ir más encaminadas al mundo de la moda y las influencers, y que la abogacía quedará en un segundo plano. Es algo que a sus padres no les hace la menor gracia. Ellos preferirían que su hija siguiera sus pasos y trabajara en el bufete jurídico familiar".







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.