elEconomista.es

Jorge Javier luce cuerpazo en bañador a punto de cumplir los 50 y después de sus incontables tratamientos estéticos

8/07/2020 - 11:39

Jorge Javier Vázquez cumple los 50 años a finales de este mes de julio. El presentador entra en el medio siglo luciendo tipazo con unas fotos muy sexys, que salen a la luz tan solo un día después de acudir a una de sus clínicas estéticas de confianza. Ha hablado sobre su estado anímico y de salud; de su sonada bronca con Belén Esteban, con la que ya ha enterrado el hacha de guerra; y también de Mila Ximénez, que se encuentra batallando contra el cáncer de pulmón que le diagnosticaron hace apenas unas semanas.

El de Badalona posa para la revista Lecturas desde la playa, con gotas de agua luciendo de arriba a abajo su cuerpo y luciendo un pequeño y ajustado bañador verde que le sienta a las mil maravillas. Con una mirada muy seductora sorprende a la cámara, deleitándola con el cuerpazo que luce a pocas semanas de soplar las velas de su 50 cumpleaños: "Ahora me veo mejor que nunca", desvela, aunque dice que tampoco hace mucho por mantenerse así de bien físicamente: "La verdad es que tampoco hay mucho misterio. Dieta y ejercicio".

El comunicador echa la vista atrás y el cambio que ve en él es asombroso, especialmente en su interior: "Cuando me veo en fotografías anteriores, o en imágenes en televisión y a lo mejor estoy con muchos más kilos o con peor cara, no es tanto que no me guste verme mal físicamente, como que, en mi caso, ese descuido físico coincidía con una época en la que no estaba bien anímicamente", asegura. Estas imágenes de su pasado le trasladan a momentos con más sombras que luces: "Cuando me veo así recuerdo momentos en los que no estaba especialmente contento ni satisfecho".

Lea también - Jorge Javier Vázquez sigue erre que erre con su bronca con Belén Esteban: "Me da rabia haber contribuido a la crispación del país"

Ahora asegura encontrarse en un momento muy estable, aunque no olvida la mala racha que pasó como consecuencia del ictus que sufrió en marzo del año pasado y por el que volvió a recaer a finales de año: "El cumplir 50, que parece que es una cifra en la que haces muchísimos exámenes, me doy cuenta de que el camino ha sido más duro de lo que yo pensaba (...) El camino hacia la estabilidad me ha parecido complicado. Han sido muchos años de lucha, muchos años de terapia, muchos anos de establecer una relación sana conmigo mismo, que no siempre la ha habido". 

Para la revista también se ha sincerado sobre la depresión que sufrió hace unos meses, de la que le costó salir adelante: "Acudir a un psiquiatra y tomar la determinación de tomar un antidepresivo al día es una de las mejores cosas que he hecho en mi vida (...)  Para mí ha sido fundamental", señala. 

Sus retoques estéticos

El ánimo, la alimentación y el ejercicio son fundamentales para mantenerse así de bien, pero a juzgar por sus actos no lo es todo. Este mismo martes, el catalán acudió a una de sus clínicas estéticas de confianza, Neolif Clinic, situada en la calle Velázquez de Madrid, en plena milla de oro de la capital. Presumió de su visita orgulloso en Twitter: "Preparándome para los 50", escribió junto a una foto desde el centro. 

Es una clínica muy popular entre nuestros famosos, pues a ella acuden algunos rostros tan boyantes como la mismísima reina Letizia; la reina de corazones, Isabel Preysler; Richard Gere; e incluso Cristiano Ronaldo. Su tratamiento más puntero es el del 'antiaging', una técnica anti-edad personalizada para cada uno de sus clientes, a los que le hacen un seguimiento impoluto para comprobar que tras pasar por aguja y bisturí todo marcha sobre ruedas. 

Entre las operaciones a las que se ha sometido Jorge Javier desde que saltara a la palestra televisiva a mediados de los 2000 se encuentran algunas en el cuello, liftings en la piel y retoques en los ojos. También ha entrado al quirófano para quitarse algunos kilos de más. Sin ir más lejos, el año pasado se sometió a un Emsculpt para lucir unos abdominales más tonificados. Un tratamiento por el que desembolsó la friolera de 2.400 euros. Los resultados son muy satisfactorios, pues el cambio que ha dado desde que empezara en la tele es asombroso. 

Sus palabras para Belén Esteban y Mila Ximénez

El conductor le guarda un gran cariño a su amiga Belén, pues es como si fuera alguien de su familia, y con ella ya ha limado asperezas por el desencuentro político que tuvieron en pleno plató de Sábado Deluxe: "En ningún momento he intentado humillar a Belén ni he sentido desprecio por ella. Tengo muy claro lo que siento". 

Lea también - Antonio Montero estalla contra Jorge Javier Vázquez: "Fascismo eres tú"

Además, el presentador de Sálvame está muy tocado por la situación que está atravesando su compañera Mila Ximénez, que es una persona fundamental en su vida. Confía plenamente en que va a superar el cáncer de pulmón por el que ya está recibiendo tratamiento de quimioterapia combinada con inmunoterapia: "Para mí es familia y estoy convencido de que la lucha la va a ganar (...) Mila es una persona muy importante en mi vida. No me imagino la vida sin ella. Estábamos destinados a encontrarnos".







Comentarios 1

#1
08-07-2020 / 21:45
T
Puntuación 2   A Favor   En Contra

aunque el mono se vista de seda... mejor sería que se operara el cerebro...


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.