elEconomista.es

El misterio de Begoña Gómez, la desaparecida mujer de Pedro Sánchez que tampoco acudió al funeral


Este lunes tuvo lugar en la Catedral de la Almudena un funeral en homenaje a las víctimas del coronavirus. Al acto religioso acudieron los reyes Felipe VI y Letizia, acompañados por la princesa Leonor y la infanta Sofía, pero no hubo rastro ni de Pedro Sánchez ni de su mujer, Begoña Gómez. La mujer del presidente del Gobierno está desparecida y muchos son los que se preguntan por su paradero.

Lea tambiénLeonor y Sofía acompañan a los Reyes en la misa funeral por las víctimas del Covid-19

Begoña Gómez fue vista en la cabecera de la tristemente famosa manifestación del 8-M, junto a Irene Montero y la vicepresidenta Carmen Calvo. Las tres cayeron enfermas pero poco a poco la ministra de Igualdad y novia de Pablo Iglesias reapareció después de una larga convalecencia. Lo mismo que Carmen Calvo, de 63 años, a quien el COVID-19 destrozó, como pudimos ver en la primera vez que acudió presencialmente al Congreso, una vez se había recuperado. Calvo ha contado en ocasiones lo mal que lo pasó: "Yo lo he pasado muy mal, he sentido mucho miedo", confesó a principios de mayo en su primera aparición televisiva tras recuperarse del virus.

Pero a Begoña Gómez parece que la ha tragado la tierra. Se dijo que estaba con sus hijas, Carlota y Ainhoa, en una finca fuera de Madrid. En una de sus últimas intervenciones públicas estuvo con el rey Felipe VI, en una cena celebrada con motivo del 40 aniversario de Fitur a finales del mes de enero, a la que no acudieron ni Pedro Sánchez ni Letizia. La mujer del líder socialista acudió en calidad de directora de la fundación África Center del Instituto de Empresa, por lo que la ausencia de su marido estaba más que justificada, y charló antes de comenzar la velada con el monarca.

Se han cumplido seis meses desde que Pedro Sánchez tomara posesión de su cargo y durante este medio año las intervenciones públicas de Begoña han sido contadas y se han visto bastantes más reducidas que en la legislatura anterior del presidente. En gran parte, su ausencia está motivada por los meses convulsos de confinamiento por la pandemia, aunque tampoco ha aparecido tras su recuperación y la llegada de la nueva normalidad.

Lea también - Begoña Gómez: el misterio de dónde, cómo y cuándo se contagió de coronavirus

Antes de decretarse el Estado de Alarma el pasado 14 de marzo, la empresaria deslumbró en la Semana de la Moda de Madrid en el desfile de Hannibal Laguna, para el que apostó por su 'camisa de la suerte' de estampado floral y falda de tubo que ya lució durante la votación de investidura de su marido en el Congreso. En la pasarela posó muy sonriente con Isabel Gemio, que también merodeaba por allí. 

También asistió a una conferencia enmarcada en Fitur, en la que se presentaron las tendencias más punteras del sector turístico a nivel mundial. En esta cita se decantó una camisa de estilo satén que combinó con una americana de color azul marino. Por último, se dejó ver en otro desfile organizado en Cibeles, el de una de sus diseñadoras fetiche, Teresa Helbig, para el que lució una elegante americana blanca y un pantalón pitillo de color negro.

La ausencia del Pedro Sánchez y su mujer despertó comentarios negativos en las redes sociales, pues algunos usuarios, entre los que se encontraban el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, consideraron que como presidente del Gobierno debería haber acudido a este acto religioso en memoria de las víctimas de la pandemia. Otros en cambio, defendieron que al ser España un Estado aconfesional su decisión estaba justificada, pues el funeral de Estado se celebrará el próximo 16 de julio. 







Comentarios 0