elEconomista.es

Ana Obregón se refugia en Mallorca tras la emotiva despedida a su hijo, Álex Lequio


Ana Obregón ya se encuentra en Mallorca, donde continúa sobrellevando el duelo tras el fallecimiento de su hijo, Álex Lequio. La actriz se refugia en la casa familiar de los García Obregón, donde es habitual que pasen cada verano frente al tranquilizador oleaje del mar. Ana se encuentra arropada por sus hermanas, Celia y Amalia, que no se separan de ella en estos duros momentos.

Lea también - El simbólico vestido de Ana Obregón en honor a su hijo: el diseñador "vistió a una madre con el corazón roto"

La presentadora ha puesto rumbo a la isla tras despedir al joven emprendedor el pasado 30 de junio en el emotivo funeral que organizaron en su honor, al que acudieron los seres queridos y allegados más íntimos que no pudieron despedirle antes por las circunstancias del coronavirus. Obregón ha dejado atrás el riguroso luto con el que se dejó ver en contadas ocasiones desde el pasado 13 de mayo, cuando Álex falleció en el Hospital Quirón de Barcelona tras dos años de lucha contra el cáncer, en los que demostró ser todo un ejemplo de valentía y coraje. 

Lea también - Ana Obregón, con "el corazón mutilado", despide a su hijo con una dolorosa carta: "Vivirá para siempre"

La protagonista de Ana y los 7 viste un vestido corto de tirantes en tonos negros y blancos, que ha acompañado con unas cómodas zapatillas deportivas. Se ha protegido el rostro con unas gafas de sol y con la adecuada mascarilla frente al coronavirus. Su semblante es triste y cabizbajo, acorde a las dolorosas circunstancias que está atravesando. 

El Manantial, como así se llama la casa de los García Obregón en Costa de los Pinos, era uno de los lugares favoritos de Álex Lequio. Cada verano disfrutaba junto a su madre de agradables baños en la piscina; se tomaba tiernas fotografías junto a sus abuelos, Antonio y Ana; y también compartía ratos de confidencias con sus primas, Celia y Marta. La ex de Alessandro Lequio, por su parte, volvió a recordar a su hijo a través de un emotivo mensaje en las redes sociales tras su funeral: "Ayer no fue una despedida. Álex vivirá para siempre en el corazón mutilado de los que le queremos", escribió.







Comentarios 0