Actualidad

La nueva vida de Leo Messi y Antonella Roccuzzo si dejan atrás Barcelona

Leo Messi (33) ha dicho basta. Tras más de 20 años en Barcelona, el futbolista argentino se plantea no renovar su contrato y terminar su vinculación con el Barça en 2021. El mejor jugador del mundo podría dejar la Ciudad Condal donde tan feliz ha sido y comenzar una nueva aventura lejos de allí con su mujer, Antonella Roccuzzo (32), y sus tres hijos: Tiago, Mateo y Ciro.

Hasta ahora, la intención de Messi era retirarse en el conjunto catalán, pero la mala situación del equipo y las críticas que sufre, ya que le acusan de mandar incluso más que el presidente, le han hecho reflexionar. Tampoco ha favorecido la situación el estallido del coronavirus. En este tiempo de confinamiento, el argentino ha comenzado a plantearse la vida de otro modo, con una futura salida del equipo que le ha dado todo.

Lea también - El mal ojo de Messi y Antonella Roccuzzo para los negocios: números rojos y cierre de empresas y tiendas

En Barcelona ha sido muy feliz. Allí aterrizó cuando era un crío y allí dio los primeros pasos en su relación con Antonella, quien se trasladó de Rosario (Argentina) a la capital catalana para acompañarle y ser su mayor apoyo durante toda su carrera. Allí también se han criado sus tres hijos, que se consideran catalanes de adopción. Por si fuera poco, sus padres y sus hermanos han encontrado un segundo hogar en la Ciudad Condal, donde dirigen varios negocios y gestionan diferentes empresas.

Leo también ha dejado entrever sus ganas de volver a Argentina, pero no es un tema sencillo, dado que de regresar, dejaría de ganar los casi 40 millones de euros que percibe como sueldo en el Barça. En su tierra natal no hay equipo que pueda llegar a esta enorme cantidad. Ni siquiera a una cuarta parte de su salario. Por ello, es probable que Messi aún no vuelva allí.

Lea también - Antonella Roccuzzo se derrite por Messi en el día de su cumpleaños: "Gracias por tanto, te amo"

Teniendo en cuenta el desorbitado sueldo del futbolista, lo cierto es que son pocos equipos los que se pueden permitir el lujo de tener en sus filas al mejor jugador del mundo. Así las cosas, si el crack pretende seguir manteniendo un salario similar al actual, es probable que tenga que buscar acomodo en algún equipo dirigido por los jeques y el dinero árabe. Ahí entraría en juego la liga de Qatar, donde tan bien está su excompañero de vestuario, Xavi Hernández.

Si su objetivo es competir al máximo nivel, es probable que Leo trate de recalar en conjuntos importantes de la Premier, una competición que goza de una gran salud económica, con equipos que podrían pagar su salario. También podría optar por el PSG francés, club en el que se encuentra su buen amigo Neymar y que está dirigido por el jeque Nasser Al-Khelaïfi, que siempre le ha tenido el primero en su lista de fichajes.

Sea como fuere, lo cierto es que no es una decisión sencilla. El 10 nunca ha cambiado de equipo desde que es profesional y su carácter introvertido no es fácil de gestionar en un nuevo vestuario. No obstante, pretendientes no le van a faltar. La opinión de su esposa será clave en su nuevo destino.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin