elEconomista.es

Paz Padilla, vilipendiada en la red: la acusan de comentarios homófobos y de plagio en los negocios con su hija


Paz Padilla ha protagonizado dos polémicas de gran calibre en las últimas horas. Por una parte, han acusado a la presentadora y a su hija, la influencer Anna Ferrer, de plagiar una colección de joyas que han lanzado con una ilusión desbordante a través de su negocio de moda, Ni no ni ná. Por otra, el nombre de la gaditana está en entredicho desde este jueves en las redes sociales por unos comentarios que los internautas tildaron de homófobos.

Lea también - Paz Padilla, de presentadora a pintora: así ha dejado su flamante casa de jardín

Madre e hija anunciaron el pasado 17 de junio la reapertura de su tienda física y esta nueva colección de joyas, que está disponible también de forma online. Anna Ferrer la calificó muy ilusionada como "mi colección de joyitas", por lo que su legión de seguidores entendió que se trataría de una colección propia.

El Español ha podido comprobar que no se trata de una colección exclusiva, sino de "un surtido de 20 piezas plagiadas de otras webs de éxito", asegura el mencionado medio. La página web, desde donde se adquieren, está disponible desde hace apenas una semana. 

Según este diario, las piezas son una selección de otros proveedores, que se pueden encontrar en marcas tan populares y exitosas en redes como "Creu, Handmade, Trium Jewelry o By Lia". Entre todos los complementos se encuentran un sin fin de collares, pulseras pendientes, anillos y tobilleras, que eso sí, se venden a mejor precio que en la competencia.

Cabe destacar que las líneas de ropa que siguen vendiendo tras el parón por Covid-19 sí son originales y propias y cuentan con el propio bordado de la firma de las Padilla. En el pasado recibieron críticas por no disponer de una página web donde venderlas, por sus elevados costes y por solo tener disponible una talla única. Ahora tienen prendas que van desde la S a la XL. 

Los comentarios homófobos de Paz

Paz Padilla alborotó las redes sociales este miércoles cuando protagonizó un incómodo momento en el plató de Sálvame. Estaba charlando con la madre del colaborador Miguel Frigenti, Marisa, que tiene otros dos hijos que también son homosexuales, y que han sufrido mucho durante su época en el colegio por el acoso recibido por parte de los otros niños.

La presentadora le dijo: "Me imagino que tener tres hijos gays no es fácil porque ya es complicada la educación de un hijo. ¿Acudes a alguien? ¿Te informas? Imagino que te habrás planteado miles de cosas". A lo que Marisa le respondió con un aplaudido: "Para mí no ha sido difícil criar a mis hijos. Para mí el tema gay está sobre dimensionando. Es su libertad en la vida, su felicidad. Yo no he educado a tres hijos gays. He educado a mis hijos. Y ya está".

Lea tambiénPaz Padilla presume con orgullo de su hermana sanitaria: "Trabaja de forma incansable para salvar vidas"

Twitter se llenó de críticas hacia Paz Padilla: "Gracias Marisa por tremendo zasca", "¿Esta señora puede ser más patética?", "La gente poco tolerante como tú es la que necesita terapia" o "Decidle a Paz Padilla que ser gay o lesbiana no te quita de ser un ser humano igual que otro", escribieron algunos. 







Comentarios 0