elEconomista.es

Salta la sorpresa: Alexis Ledgard no es hijo de Bigote Arrocet, según las pruebas de ADN

30/06/2020 - 17:03

Este martes ha saltado la sorpresa al conocerse el resultado de las pruebas de ADN practicadas a Bigote Arrocet para descubrir si Alexis Ledgard (40) es hijo suyo o no. Según ha anunciado Fernando Osuna, abogado del hombre que defendía que el humorista era su padre, el análisis médico-judicial de ADN ha determinado que Edmundo no es padre de Alexis.

El resultado ha sorprendido a todos, ya que incluso el propio exnovio de María Teresa Campos había confirmado ante los medios de comunicación que era el padre de Alexis. Este usó el apellido Arrocet hasta hace unos meses, cuando le cambió para ponerse el de su madre primero, Legard.

Lea también - El supuesto hijo secreto de Bigote Arrocet prepara nuevas demandas contra el cómico

El abogado Osuna ha informado también que, dado lo sucedido, el juicio de paternidad de Edmundo, previsto para el 14 de diciembre de 2020, queda suspendido, pues ya no tiene sentido mantenerlo. Alexis, que reside con su novia en Barcelona, había presentado en 2019 una demanda de filiación contra el cómico chileno para ser reconocido legalmente y que su progenitor le diera el lugar que merecía.

La madre de Alexis es Anette Ledgard, hija de Kiko Ledgard, presentador del famoso concurso televisivo 1,2,3 Responda otra vez. Se dijo que ella mantuvo un romance con Edmundo cuando estaba casado con Rocío Corral y tenía un hijo de dos años, Maximiliano. El niño fue criado por la pareja de la madre y mantuvo relación con Bigote a través de mensajes. Cuando era más mayor, sí se encontró con su entonces supuesto progenitor unas cuantas veces. 

Lea también - El supuesto hijo de Bigote Arrocet reniega de su padre: se quita el apellido

En 2016, cansado de que Edmundo no le prestara la atención que él creía merecer, Alexis recorrió los platós para acusarle de no quererle como hijo y de no prestarle la atención debida. Aunque muchos le acusaron de buscar dinero o fama, él siempre aseguró que solo quería tener lo que le pertenecía como hijo. Con el resultado de las pruebas de ADN en la mano, ya no podrá reclamar nada más.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.