elEconomista.es

Los reyes Felipe y Letizia deslumbran durante su visita a los patios históricos de Córdoba

30/06/2020 - 7:49

Felipe VI y doña Letizia visitaron este lunes por la tarde Córdoba como parte de su particular tour por las comunidades autónomas para promover el turismo, sector tan golpeado por los efectos de la pandemia del coronavirus. Durante su visita, los reyes protagonizaron estampas para el recuerdo. Entre todas ellas destacaron las fotografías que se tomaron en su visita a los históricos patios de la ciudad.

Lea también - Felipe VI y doña Letizia se pasean por Sevilla: la reina estrena un Adolfo Domínguez de 99 euros

La consorte asturiana desafió los 40 grados de temperatura con el mismo look que lució por la mañana durante su recorrido por Sevilla. Apostó por estrenar un rebajado vestido de Adolfo Domínguez de 99 euros. El rey por su parte si se cambió de atuendo. Dejó atrás la tan criticada como elogiada guayabera que llevó por la capital andaluza y se la cambió por una camisa beige de rayas blancas, mucho más fiel a su estilo.

Los padres de la princesa Leonor y la infanta Sofía visitaron parte del casco histórico y sus famosos patios, Patrimonio Intangible de la Humanidad. El rey se mostró encantado con estos recintos típicos de la ciudad andaluza, asegurando a la prensa que desea y espera "que venga mucha gente de fuera a visitarlos".

Pese a la alerta por altas temperaturas, un nutrido grupo de ciudadanos acompañaron a los monarcas durante su paseo por el Casco Histórico cordobés. Doña Letizia, más cercana que nunca - y sin quitarse la mascarilla sanitaria reglamentaria - se acercó a saludar al pueblo en varias ocasiones. 

Lea también - La princesa Leonor, enamorada de un rico compañero de su colegio: doña Letizia pone el grito en el cielo

Los reyes visitaron encantados, y muy curiosos, el patio de la calle San Basilio 44, propiedad de la asociación Amigos de los Patios y uno de los protagonistas de la típica postal de Córdoba. Paredes encaladas, un pozo, una escalera y una explosión de frondosa vegetación que ha hecho las delicias de la Reina Letizia.

Allí, ambos conversaron con algunos artesanos que les mostraron sus creaciones y les hicieron varios regalos, como un abanico enfundado en cuero para la Reina, un cuadro con una maceta hecha en filigrana cordobesa, esencias de perfumes o un ejemplar del libro El alma de los Patios. Además, también charlaron con algunas de las cuidadores de patios que hacen posible cada año la fiesta más singular de Córdoba en el mes de mayo.

Para poner el broche de oro a esta visita, Felipe VI y doña Letizia posaron encantados en uno de los patios más famosos del casco antiguo de Córdoba, convirtiéndose en los protagonistas de una postal turística muy necesaria para la ciudad.







Comentarios 0