elEconomista.es

Joaquín Sabina se casa en secreto con Jimena Coronado: ponen el broche de oro a sus 25 años de amor

29/06/2020 - 13:31

Joaquín Sabina se ha casado en secreto con su compañera sentimental desde hace 25 años, Jimena Coronado. El músico le ha dado el "sí, quiero" este lunes en Madrid en una ceremonia íntima en la que ha estado acompañado por algunos de sus amigos más íntimos como el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, y su inseparable Joan Manuel Serrat.

Lea también - Joaquín Sabina: pongamos que hablo de la amante de 19 días y 500 noches

Tras la ceremonia, que ha tenido lugar en el Juzgado de la calle Pradillo de Madrid a eso de las 12 del mediodía, según El País, los recién estrenados como marido y mujer han salido deprisa para irse a almorzar y a celebrarlo de forma íntima con el reducido grupo de invitados que han sido testigos de este día tan emotivo y significativo. 

El cantante de Contigo y su mujer se han ataviado en dos atuendos muy conjuntados para unirse en matrimonio. Sabina ha sorprendido con una americana azul marino y un pantalón del mismo color, que ha combinado con una camiseta negra y un sombrero de paja. Coronado, por su parte, ha lucido un vestido hasta las rodillas del mismo color de tirantes.

Si bien es cierto que el compositor nunca había anunciado que oficializaría su relación con Jimena, su amigo Serrat nos hizo testigos de que le había pedido matrimonio hace unos meses. "Fue hace pocos días. Cuando le pidió casarse a Jimena. Se arrodilló y le regaló un anillo?", contó el catalán durante una entrevista en noviembre a Teleshow.

Lea tambiénJoaquín Sabina, en pijama y con el brazo en cabestrillo, reaparece para homenajear a los sanitarios que le salvaron la vida

Coronado ha estado a su lado en los buenos momentos, pero también en los malos, como cuando sufrió la aparatosa caída en el Wizink Center de Madrid por la que tuvo que ser ingresado y operado en el hospital Quirón Salud de Madrid y suspender el concierto con su amigo Serrat. Durante el confinamiento por coronavirus, los enamorados salieron a aplaudir a los sanitarios por su labor desde el balcón de su casa de Madrid.

El compositor y Jimena se conocieron en 1999 durante una entrevista en una habitación del Hotel Sheraton de Lima y, desde entonces, no se han separado. Viven juntos en Madrid y ella alejó al cantante de una vida de excesos. Él mismo ha comentado en alguna ocasión que le dio la paz que necesitaba. Además, Jimena se lleva fenomenal con sus dos hijas, Carmela y Rocío, nacidas de la relación con su primera mujer, Isabel Oliart, hija del ex ministro de Industria de UCD Alberto Oliart. Es el segundo matrimonio para el de Jaén, que ya se casó en 1977 con Lucía Correa.







Comentarios 4

#1
29-06-2020 / 17:17
TU PVTA MADRE...
Puntuación 2   A Favor   En Contra

INVITADOS MARLASCA Y SERRAT ...

DíME CON QUIEN ANDAS Y TE DIRÑ QUIEN ERES

VAYA HDP QUE ESTAS HECHO SABINA

#2
30-06-2020 / 07:15
TU PVTA MADRE...
Puntuación 2   A Favor   En Contra

FALTABAN ZAPA TERO Y OTEGUI

#3
30-06-2020 / 11:06
pizpireta
Puntuación 2   A Favor   En Contra

tiene cara de muerto. Este bastardo se muere pronto. Si no de que, se va a casar. Que sea pronto, hdp

#4
30-06-2020 / 14:32
miltrolas
Puntuación 0   A Favor   En Contra

los medios deben usar la pandemia para reestructurar para contratar mejores profesionales, hacer escoba barrida de personal o sea enviarlos al paro desempleo a los que estan en programas que no consiguen rankin audiencia masiva sobre todo aquellos que un dia promociaban un hashtag y solo participaron seis seguidores y solo uno envio su foto que no tenia nada que ver con el hastag ja ja ja ja hacer una barrida expulsarlos elimiar los matrimonios y clubes deamigos en medios y equipos a los que trabajan en el programa y contratar nueva gente.


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.