elEconomista.es

Un ex trabajador de El Rincón cuenta cómo era la convivencia de Esther Doña con el marqués y su relación con los hedederos

21/06/2020 - 10:35

No cesa la polémica entre Esther Doña y los hijos del marqués de Griñón por su herencia. Hay versiones no coincidentes entre lo que ocurrirá con la finca que deja Carlos Falcó tras su muerte: El Rincón y se construyó en el siglo XIX, y tiene un gran valor histórico. Pero, ¿cuánto vale y a quién pertenece ahora?

Ahora, tres meses después de que el aristócrata falleciera por coronavirus a los 83 años, la que fuera residencia del matrimonio está cerrada a cal y canto después de que esta semana, como ya publicamos, Esther Doña decidiera sacar sus pertenencias y mudarse a Majadahonda. Pero no todo se ha contado.

Un ex trabajador de la finca confirma lo que adelantábamos desde Informalia hace semanas: que hubo tensión entre la viuda y los herederos del marqués, que ella no se quería ir, pero que la finca tiene un mantenimiento tan caro que ella no podía asumir. Y quería a que se lo pagaran los hijos. Según esta fuente, que habló el sábado en Socialité, Esther buscaba fama cuando se casó con e padre de Tamara Falcó.

La finca que acoge el palacio cuenta con 123 hectáreas, la edificación tiene 30 habitaciones en su interior y hay restos de un ermita del siglo XIII además de unos viñedos. Los hijos la han puesto a la venta, pero ¿en cuánto está valorado este tesoro?

Ocho millones y medio de euros

Según una experta, en unos ocho millones y medio de euros, si bien no es fácil en este momento del mercado encontrar un particular que haga esta inversión. Los especialistas inmobiliarios creen que en todo caso podría ser una empresa la que un negocio futuro. "Podrían pasar entre tres y cinco años para que se produjera la venta", aseguraba en el espacios de Telecinco.

Del palacio a Majadahonda

Por su parte, Esther Doña, de un día para otro, ha cambiado su vida: de residir en un palacete, a un piso en Majadahonda. Le hemos preguntado a ella misma cómo se encuentra. Desde Viva la vida, llamaron a la viuda para preguntarle ¿qué tal está? "Estoy bien, pero en estos momentos no quiero hablar con nadie", dijo. ¿Y todo lo que se ha hablado de lo del testamento, estás de acuerdo?, le insistían: "No voy a hablar de nada de eso, está todo tranquilo y bien, todo ha sido más difícil porque no es una situación normal y entonces, todo está siendo más duro", contestaba a los reporteros del programa que presenta Enma García.

El humor de la marquesa viuda

Con al venta de El Rincón, los hijos del marqués cerrarán una etapa. Una persona que ha trabajado durante años con Carlos Falcó, ex trabajador, del aristócrata, hablaba así en en el magacín de Mediaset sobre la marquesa viuda de Griñón: "Te pegaba una bronca por nada, no era fácil trabajar con ella por su carácter malo; otros días era bueno, pero al rato se ponía furiosa y luego... Si bebía dos copias de vino, peor", decía sin dar la cara esta fuente a Telecinco.

Desde luego, de ser cierto, deja una imagen distinta a la que ella da por ahí. El mismo confidente sostiene que "hizo sufrir mucho al marqués". Ese extrabajador decía en Viva la vida que veía amor por parte de él, pero por no por parte de ella: "No he visto nada de amor nunca, ni nada. Se veía un interés, buscaba lo que no tenia, fama, mucha fama y relacionarse con gente que jamás pensaba que se podría relacionar", repetía.

Lea también - Esther Doña, señalada: los hijos de Carlos Falcó creen que filtró información confidencial sobre el marqués

La fuente no termina ahí: "El se iba muchos días por ahí, volvía por la tarde, estaba todo el día aquí esperándole ella. Una veces enfadada, otras contenta, según el día. Un día la oí que hablaba con alguien y estaba poniendo al hombre verde, siempre ella contra él, que lo tenía solo para irse de juerga.  Siempre estaba con: '¿qué te has creído tú? ¡Haces lo que yo diga!. Pero al rato le daba un besito y se quedaba tan tranquilo".

No obstante, el informante asegura que la relación con los hijos del marqués es civilizada a vista de la gente: "Pero no se pueden ni ver. Porque demasiado saben ellos que nunca fue buena con su padre".

El extrabajador que habló para Enma García inciciño en los problemas con los hijos pequeños, Aldara y Duarte. "Han sufrido mucho. A Duarte le echó, estaba muy unido a su padre pero se tuvo que ir. Vino a decirle: 'Vete de aquí, coño, y cada vez que venía, el padre se iba a comer fuera porque no lo dejaba entrar en la finca".

También contó que  Xandra Falcó, la hija mayor del marqués, estuvo hablando con Esther. Que estuvieron han yendo al palacio unos días: "Al final han llegado a un acuerdo entre los abogados para que deje la finca y poder venderla. No sé si ha habido dinero por medio o lo habrá cuando la vendan, digo yo que le darán algo", señaló el confidente al programa.

Lea también: Carlos Falcó, en el calabozo tras una discusión con su mujer, Esther Doña

Marisa Martín Blázquez, contertulia  en el espacio, asegura que Esther "intentó negociar un dinero para trasladarse a otro lugar". La periodista cree que "esta propiedad no es la mejor del marqués, ni muchísimo menos. Pero era una finca querida por el marqués, y a mi me narran que sobre todos los hijos pequeños tenían episodios bastante complicados, Duarte concretamente, a mi eso me lo han contado", dijo corroborando la versión dada por el ex trabajador al programa. Por su parte, el periodista Juan Luis Galiacho, sostiene que "el niño grababa vídeos de cuando se tenía que quedar encerrado en el cuarto de baño". Y añadió que "era una relación bastante tormentosa porque en el fondo no eran personas calmadas. Eran como dos bombas".

Tal y como adelantamos desde InformaliaDoña no figuraba en el testamento del marqués, ya que habían hecho separación de bienes antes de su boda en 2017.







Comentarios 0