elEconomista.es

La nueva normalidad de Iñaki Urdangarin con el fin del Estado de Alarma: se cumplen dos años de su entrada en prisión

18/06/2020 - 10:05

Iñaki Urdangarin cumple este jueves 18 de junio dos años en prisión. El marido de la infanta Cristina vio tambaleados los permisos de los que gozaba en los últimos meses como consecuencia de la pandemia del coronavirus. No obstante, con el fin del Estado de Alarma, será posible trasladarse entre provincias, comunidades autónomas o países. ¿Recibirá en unas semanas la visita de su mujer o será él mismo quién disfrute de unos días fuera de la cárcel de Brieva?

Cuando el cuñado de Felipe VI entró en la cárcel lo hizo haciendo frente a una condena del Tribunal Supremo de cinco años y diez meses de cárcel por delitos fiscales, de prevaricación, malversación, fraude a la Administración y tráfico de influencias. Cuando se destapó el escándalo, antes de ser procesado, la Casa Real lo excluyó de la vida oficial y la infanta Cristina y sus hijos se trasladaron hasta Ginebra.

Desde las pasadas Navidades, el yerno de don Juan Carlos disfrutaba de unos permisos con los que podía disfrutar de algo de vida fuera de la cárcel. El primero de ellos se lo concedieron las pasadas Navidades cuando se trasladó hasta Vitoria para reunirse junto a su familia y pasear con ella por las calles de la ciudad vasca durante cuatro días. En esta ocasión, la Infanta Cristina y los suyos acompañaron al ex duque de Palma en su primera salida juntos para acudir a misa en la capilla de El Prado, una de las actividades que el cuñado de Felipe VI vive con más fervor.

Lea tambiénIñaki Urdagnarin ya disfruta de su segundo permiso penitenciario en Vitoria

El segundo permiso le llegó en febrero, cuando se volvió a trasladar a Vitoria junto a la infanta Cristina para disfrutar de seis días de libertad. La hermana de la infanta Elena fue la encargada de ir a recogerle a la prisión después de que él realizase sus tareas de voluntariado en el Hogar Don Orione. Visiblemente sonriente, saludó a la prensa antes de reencontrarse con su mujer y su hijo Miguel, quien también viajaba en la furgoneta que ha ido a recogerle.

Lea tambiénIñaki Urdangarin: los responsables de Don Orione le ponen nota a su voluntariado

En Don Orione, además, es donde ha encontrado su principal distracción desde el pasado mes de septiembre hasta marzo, cuando se cancelaron sus salidas como consecuencia de la pandemia. En esta ONG prestaba sus servicios durante 8 horas al día, dos días a la semana. Allí trabajaba en una sala cerrada, la de psicomotricidad. No recibía visitas del exterior ni tenía acceso a Internet, aunque sí comía con el resto de los trabajadores en un comedor común.

Desde el pasado 14 de mayo, estaba permitido que los presos pudiesen disfrutar de sus permisos para ir casa, siempre y cuando su residencia oficial se encontrase dentro de la misma provincia que la prisión. Sin embargo, como la suya está declarada en Vitoria, no ha podido disfrutar de este levantamiento.

Según han informado fuentes cercanas a Efe, Urdangarin tiene concedidos dos permisos pendientes de disfrutar aún. Permisos que ya le será posible agotar a partir del domingo 21 de junio, cuando deje de estar vigente el Estado de Alarma. Además, con la reapertura de las fronteras será posible que tanto la infanta Cristina como alguno de sus hijos regrese a España para visitarle, tal y como hicieron en las ocasiones anteriores. 







Comentarios 0