elEconomista.es

Georgina Rodríguez, sobre sus primeros entrenamientos delante de Cristiano Ronaldo: "Me sentía avergonzada"

16/06/2020 - 18:08

Georgina Rodríguez ha realizado una confesión que nadie esperaba. La novia de Cristiano Ronaldo ha asegurado que al comienzo del confinamiento se sentía "avergonzada" a la hora de entrenar delante de su chico, pues le imponía entrenar delante "del mejor jugador del mundo". Sin embargo, pronto dejó la vergüenza a un lado para seguir ejercitándose con calma y continuar presumiendo de ese cuerpo diez.

Lea también - Cristiano Ronaldo se pone en las manos de Georgina Rodríguez: las sorprendentes trenzas de raíz del luso

La de Jaca lo ha confesado sin cortarse un pelo: "Imagina tener que entrenar en el mismo espacio que el mejor jugador del mundo...", ha recordado en una reciente entrevista a Women's Health. No era para menos, pues el padre de su hija, Alana Martina, entrena incansablemente durante todo el día: "Al principio, me sentía avergonzada cuando entrenaba con Cristiano. Cuando se trata de fitness, Cristiano me gana por un montón de goles. Entrena por la mañana y otra vez por la tarde".

Lea tambiénGeorgina Rodríguez vende una camiseta de Cristiano Ronaldo por más de 4.000 euros

La modelo, antes del confinamiento, era muy cuidadosa con sus entrenamientos, por lo que no estaba dispuesta a renunciar a ellos aunque su enamorado estuviera en casa las 24 horas del día. La vergüenza terminó desapareciendo para su fortuna: "Estaba acostumbrada a entrenar en casa cuando él se iba a entrenar al club, así que hemos podido pasar mucho más tiempo juntos cuando volvió. Después de un tiempo, ese sentimiento (de vergüenza) desapareció y ahora me encanta hacer ejercicio con él. Se ha convertido en mi motivación e inspiración más grandes".

Durante estos eternos meses de cuarentena, la novia de la estrella de la Juventus ha compartido en su perfil de Instagram multitud de instantáneas practicando deporte en casa. Pero no es lo único que ha hecho durante estos días. También ha aprovechado el tiempo para disfrutar de su pequeña y los otros tres hijos del portugués: Cristiano, Eva y Mateo. A finales de mayo regresó al trabajo con un despampanante look de 75.000 euros y el pasado fin de semana también volvió por unos días a Portugal con Cristiano, que protagonizó un polémico momento al fotografiarse con la dueña de un local sin usar mascarilla y sin respetar la distancia de seguridad.







Comentarios 0