elEconomista.es

Meghan Markle y el príncipe Harry ponen en un aprieto a Justin Trudeau: sale a la luz la cifra que Canadá gastó en su seguridad

16/06/2020 - 15:20

Meghan Markle y el príncipe Harry encontraron una segunda casa en Canadá, que les acogió durante el escándalo que supuso su abandono de la familia real británica. Y no solo eso, sino que el primer ministro del país, Justin Trudeau, se ofreció a costearles parte del gasto de su seguridad, cuya cifra alcanzaba los 600.000 euros.

Trudeau estaba encantado con la presencia de Meghan y Harry en Canadá. Así se lo hizo saber en su mensaje de bienvenida el pasado 21 de diciembre de 2019: "Príncipe Harry, Meghan y Archie, todos les deseamos una estancia tranquila y bendecida en Canadá. Estáis entre amigos y siempre sois bienvenido aquí", escribió en Twitter. En este punto hay que recordar que Meghan mantiene una gran amistad con la primera dama canadiense, la actriz Sophie Gregory Trudeau.

Pero el buen recibimiento de Trudeau a los duques de Sussex no era compartido por la mayoría de canadienses, que se negaron en rotundo a pagar su seguridad. Según un estudio realizado por la empresa Angus Reis, el 73% de los ciudadanos de Canadá se opuso a que parte del dinero de las arcas públicas fuera destinado a ese fin. Además, el ministro de Economía también se mostró en contra de las intenciones de su jefe.

Pese a las negativas de la población y el Gobierno de Canadá, existían las sospechas de que sí se había pagado algún dinero de las arcas públicas para proteger al matrimonio y su hijo. Las suposiciones han sido confirmadas ahora por los medios del país, en los que se asegura que la Federación Canadiense de Contribuyentes descubrió que el cuerpo de policía gastó 56.834 dólares entre el 18 de noviembre de 2019 y el 19 de enero de 2020 en tiempo extra y logística para la seguridad de Harry, Meghan y Archie.

No se trata de la cifra definitiva, ya que en dicha cantidad no se incluyen los salarios de los policías ni los gastos que se produjeron después, desde el 19 de enero hasta mediados de marzo, cuando los duques de Sussex dejaron Vancouver para poner rumbo a Los Ángeles, donde residen en la actualidad.

Este descubrimiento ha puesto en un gran aprieto a Trudeau, ya que son muchos los ciudadanos que se han mostrado en contra de este tipo de gastos. Hay también quienes señalan a la amistad entre Meghan y Sophie como motivo de este desembolso, acusando al primer ministro de nepotismo.







Comentarios 0