Actualidad

Iker Casillas apuesta por su familia y renuncia a presidir la Real Federación Española de Fútbol

Iker Casillas estaba convencido de presentarse a las elecciones para ser el nuevo presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), según contamos en Informalia. El portero madrileño incluso se reunió con Irene Lozano, presidenta del Consejo Superior de Deportes, en febrero para transmitirle su interés en el puesto. También sondeó a otras leyendas de la Selección como Carles Puyol, Andrés Iniesta o Fernando Torres, entre otros, con el objetivo de formar una candidatura potente.

Sin embargo, cuando todo estaba preparado, el coronavirus llegó a nuestras vidas y nubló las intenciones del guardameta, que ha anunciado en la mañana de este lunes su renuncia a presentarse como candidato a presidir la RFEF en oposición al actual presidente, Luis Rubiales.

En su comunicado, Iker asegura que el principal motivo que le ha llevado a tomar esa decisión es "la excepcional situación social, económica y sanitaria que está sufriendo nuestro país" y que esto hace que las elecciones pasen "a un segundo plano". "Creo que es el momento de sumar y no dividir porque el fútbol y la sociedad lo necesitan. En el ámbito deportivo y federativo hay que centrarse en cómo ayudar a jugadores, clubes, competiciones y unas elecciones sólo desgastarían y harían que enfocásemos nuestros esfuerzos en algo que hoy no es lo fundamental", declara.

Lea también - Sara Carbonero retoma la normalidad: presume de nuevo look mientras se va de terraceo con Iker Casillas

Casillas también lanza un dardo a Rubiales por la convocatoria tan prematura de las elecciones, que se celebrarán el 17 de agosto: "Quería un proceso electoral justo, transparente y realmente participativo, buscando lo mejor para el fútbol español y en esta ocasión creo que no se ha apostado por ello, espero que en próximas elecciones se pueda dar, conmigo o con otros candidatos", explica.

Lea también - La confesión de Iker Casillas tras el infarto: "Voy a disfrutar de la vida, iré con un descapotable con la música alta"

Así las cosas, Iker renuncia a su candidatura y apuesta por su mujer, Sara Carbonero y sus dos hijos, Martín y Lucas. En un momento delicado de salud para la periodista, que lucha contra un cáncer desde hace un año, Iker considera que no es el momento de dar un paso profesional tan importante que incluso provocaría la mudanza de la familia a Madrid. Los planes del matrimonio pasan por continuar en Oporto, donde encuentran la paz que necesitan y que les mantiene alejados del foto mediático.

No obstante, Casillas deja abierta la puerta a volver a presentarse a presidir la RFEF más adelante, cuando la situación familiar mejore y ya haya colgado las botas, algo que todavía no se ha producido de forma oficial pero que podría confirmarse en las próximas semanas.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

TOPO
A Favor
En Contra

PERO SI ESTE ES UN BRUTO DE íVILA QUE NO SABE NI HACER LA O CON UN CANUTO...

¿QUÉ VA A PRESIDIR SEMEJANTE GARRULO?

Puntuación 0
#1