Actualidad

Preocupación por el bajísimo estado de ánimo de Ana Obregón a un mes de la muerte de Álex

Desde el entorno de Ana Obregón ha trascendido que la familia está muy preocupada por ella cuando se ha cumplido un mes desde que sufriera el más duro golpe de su vida, al vivir el momento más doloroso: el adiós a su hijo Álex Lequio después de dos años luchando contra el cáncer. 

Sumida en la tristeza y el dolor, la actriz no ha dejado de escribir preocupantes mensajes a través de sus redes sociales en los que ha mostrado su deseo de reencontrarse pronto con Álex. A Ana no la dejan sola en ningún momento, siempre está arropada por su familia, su círculo más cercano, y también por Alessandro Lequio, el padre de su hijo, que ha hecho piña en el dolor.

La actriz, que no había salido de su domicilio de Madrid desde el entierro de su retoño, sacó fuerzas de flaqueza y visitó a sus padres este pasado domingo para celebrar con ellos y sus hermanos el aniversario de su progenitora. Según cuenta Hola, Ana acudió a la vivienda en el coche de su hermano Juancho.

La familia García Obregón comenzó a llegar al domicilio familiar en torno a las seis de la tarde. Amelia y Celia, que se han volcado con su hermana Ana en el drama y le acompañaron al funeral de Álex, iban juntas en un vehículo. Javier y Juancho llegaron en sus respectivos coches.

Lea también - Ana Obregón recuerda a su hijo Álex: "Te echo insoportablemente de menos"

Todos ellos recuperaron celebraron el cumpleaños de Ana María, la matriarca de la familia. Horas después de la reunión, la actriz recibió una nueva mala noticia: la muerte de su perrita Luna, la labrador que ocupaba su vida y la de Álex desde hace más de dieciséis años.

Lea también - Ana Obregón llora la pérdida de la fiel compañera de su hijo Álex Lequio: "Sé que se ha ido de pena"

Confinada por voluntad propia en la casa de una de sus hermanas, tienen que insistirle para que salga algo en medio del luto. Dicen que el cumpleaños de la madre de la actriz,  matriarca, Ana María Obregón Navarro, con asistencia de todos sus hijos, en su residencia de La Moreleja, fue una manera de hacer que Ana variara su rutina. Consiguieron que Ana asistiera pero pidió expresamente no aparecer en las fotografías, si bien hizo un esfuerzo para estar al lado de su madre en un día tan especial. 

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin