Actualidad

Victoria Federica, de comilona con la infanta Margarita y uno de sus mayores confidentes

Victoria Federica ha acudido a una comida familiar con la infanta Margarita, la hermana del rey Juan Carlos, aprovechando que ya ha vuelto de Jaén donde pasaba el confinamiento junto a su chico, el DJ Jorge Bárcenas. En esta comilona ha estado muy bien acompañada por uno de sus primos lejanos, Juan Urquijo, que también es uno de sus mejores amigos y confidentes.

Los dos asistieron muy sonrientes y protegidos por las pertinentes mascarillas para evitar contagios por Covid-19: la de Juan era FFP2 mientras que la de la hermana de Froilán era de tela con un estampado floral rosa. Urquijo, que es el hijo pequeño de Beatriz Moreno y de Borbón, y Victoria Federica se hicieron inseparables desde que estudiaran juntos en el colegio St. George de La Moraleja, en Madrid. La infanta estaba encantada junto a la joven y su confidente, tal y como se puede apreciar en las imágenes.

Lea también - Victoria Federica a su novio DJ: "I love you"

El encuentro tuvo lugar en el restaurante de la chef Cristina Oria en Madrid. La hija de la infanta Elena acudió enfundada en caftán largo muy primaveral de color beige con estampados en tonos oscuros, una minifalda vaquera oscura y unas deportivas muy acordes con el conjunto. 

La joven se encuentra en un momento personal boyante después de pasar el confinamiento con el DJ Jorge Bárcenas en Madrid: "I love you", le escribió a finales de mayo en una romántica foto en la que aparecen los dos haciendo alarde de su amor. Los dos comenzaron a salir tras la ruptura de Victoria Federica con el joven torero Gonzalo Caballero en noviembre de 2019 y durante la cuarentena, que pasaron juntos en la finca de un amigo en Jaén, demostraron que su relación va viento en popa. 

Por parte de su ex, parece que ha comenzado a rehacer su vida junto a una misteriosa joven de la que por el momento no se ha desvelado su identidad. Los dos se dirigieron hace unos días a una terraza del barrio de Salamanca en Madrid para tomar algo y disfrutar de su agradable compañía. Una vez en el lugar, se dedicaron abrazos, caricias y se fundieron en algún que otro apasionado beso que da fe de su amor. Tras la cena, abandonaron la terraza agarrados nuevamente de la mano.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin