elEconomista.es

El príncipe Andrés, llamado a declarar por la fiscalía de Nueva York por el caso de Jeffrey Epstein


El príncipe Andrés continúa generando titulares por su polémica vinculación con el pedófilo Jeffrey Epstein, acusado de liderar un entramado de pederastia y explotación sexual. El duque de York se habría negado a colaborar de forma voluntaria en la investigación, por lo que ahora la fiscalía de Nueva York ha solicitado al Reino Unido tomarle declaración de forma oficial. Ante estas informaciones, el hijo de Isabel II se ha defendido mediante sus abogados, alegando que estuvo dispuesto a colaborar hasta "en tres ocasiones" para esclarecer los hechos.

A principios de este año, el fiscal del distrito sur de Nueva York, Geoffrey Berman, explicó que el hermano del príncipe Carlos tenía una actitud de "colaboración cero" con el FBI, por lo que se podrían tomar represalias legales si la negativa continuaba.

Lea tambiénEl príncipe Andrés reaparece en plena pandemia para blanquear su imagen tras el escándalo de Jeffrey Epstein

Ahora, la fiscalía ha hecho una solicitud a las autoridades británicas, al amparo del Tratado de Asistencia Legal Mutua (MLAT), para tomarle testimonio al príncipe Andrés. Todo con la intención de que la investigación continúe de la forma más exhaustiva y precisa posible.

Tras estas información del Departamento de Justicia de Estados Unidos, el príncipe Andrés defendió su postura mediante un comunicado emitido este lunes a través de sus letrados: "En enero de 2020, Blackfords LLP y los abogados Clare Montgomery QC y Stephen Ferguson fueron los encargados de apoyar a Su Alteza Real el duque de York en su deseo de brindar cooperación a las autoridades de Estados Unidos en torno a las víctimas del fallecido Jeffrey Epstein, en el caso de que duchas autoridades solicitasen su ayuda".

Sostienen que hasta entonces han mantenido silencio públicamente para respetar las leyes: "Hasta la fecha, hemos optado por no hacer ninguna declaración pública con respecto a nuestras conversaciones con el departamento de Justicia de Estados Unidos. Nuestro compromiso con la confidencialidad no solo se considera la mejor práctica en Reino Unido, sino que también tiene la intención de respetar el compromiso de EEUU con la confidencialidad, tal y como se establece en sus propias reglas, que se aplican a las conversaciones con posibles testigos", reza en la misiva.

Alegan que las autoridades estadounidenses nunca han sido demasiado claras con el príncipe Andrés. Según los abogados, el duque nunca se negó a prestar declaración de forma voluntaria: "El departamento de Justicia ha estado investigando activamente al Sr. Epstein y a otros objetivos durante más de 26 años, sin embargo, la primera vez que solicitaron la ayuda del duque fue el 2 de enero de 2020. Es importante destacar que el departamento de Justicia nos informó de que el duque no es y nunca ha sido el blanco de sus investigaciones criminales sobre Epstein y que buscaron su cooperación confidencial y voluntaria".

Los letrados piensan que no se cumplió el acuerdo de confidencialidad al que llegaron entre ambas partes: "En el curso de estas conversaciones, le pedimos al departamento de Justicia que confirmara que nuestra cooperación y cualquier acuerdo de entrevista se mantendría confidencial, de acuerdo con las normas ordinarias que se aplican a la cooperación voluntaria con el departamento de Justicia. Nos dieron una garantía inequívoca", señalaron. 

Lea también Nuevo lío judicial del príncipe Andrés: demandado por impago junto a su exmujer, Sarah Ferguson

De este modo, insisten en que el ex marido de Sarah Ferguson se ofreció a colaborar hasta en tres ocasiones: "El duque de York ha ofrecido al menos tres veces este año su asistencia como testigo del departamento de Justicia. Desafortunadamente, el departamento ha reaccionado a las dos primeras ofertas incumpliendo sus propias reglas de confidencialidad y alegando que el duque ha ofrecido cero colaboración. Al hacerlo, tal vez buscan publicidad en lugar de aceptar la asistencia ofrecida", explicaron.

Consideran que el príncipe Andrés está actuando de forma lícita y que no está siendo debidamente tratado tal y como establecen las leyes: "Lejos de que nuestro cliente actúe por encima de la ley, como ha quedado implícito en las informaciones, está siendo tratado por un estándar más bajo de lo que podría esperarse razonablemente para cualquier otro ciudadano", sentenciaron. 

La vinculación del duque con el pedófilo Jeffrey Epstein ha dado mucho de qué en los últimos meses. El tío del príncipe Guillermo trató de limpiar su imagen en una entrevista concedida a la BBC, pero empeoró su situación, causando un auténtico quebradero de cabeza a su madre, la reina Isabel II, que tras una intensa reunión con el príncipe Carlos, lo animó a renunciar a sus deberes reales. Por parte del magnate, el pasado verano se quitó la vida en la celda de Nueva York donde cumplía condena.







Comentarios 0