elEconomista.es

Exclusiva: La duquesa de Alba del siglo XXI llevará el nombre de Rosario, el de su tatarabuela y su bisabuela

8/06/2020 - 23:40

Este otoño, cuando se cumplan dos años de la boda de Fernando Fitz-James Stuart y Sofía Palazuelo, y seis de fallecimiento de doña Cayetana Fit-James Stuart, el duque de Huéscar y su esposa serán padres. Su primer hijo será una niña, noticia adelantada en primicia por la revista Semana.

La duquesa de Alba del siglo XXI y tal vez del siglo XXII no se llamará Sofía como su madre y su abuela materna, Sofía Barroso; ni Cayetana, como todos llamaban a su bisabuela paterna, aunque el primer nombre de la madre de la aristócrata fallecida en 2014 era María del Rosario, que precedía al de Cayetana. Pero como es sabido todo el mundo en la familia la llamó siempre por el nombre de su antepasada, la duquesa que posó para Francisco de Goya.

Sin embargo, el nombre elegido por los duques de Huéscar, además de ser el primero de doña Cayetana, está estrechamente ligado a la casa De Alba. La niña llevará el nombre de Rosario, la madre de la duquesa de Alba, nacida en Madrid en el año 1900 y que murió de tuberculosis a los 34 años, dejando muy solo al duque Jacobo con su hija Cayetana de solo 8 años.

Abajo, María del Rosario de Silva y Gurtubay, pintada por Zuloaga. El cuadro está en el Palacio de Liria.

La muerte de su madre dejó una huella profunda en Cayetana, que apenas había podido disfrutar de ella. Cuando su salud empeoró y estaba acostada casi todo el día, Cayetana, que tenía prohibido visitarla, se escapaba a la habitación de su madre para abrazarla y estar con ella, pero la duquesa, para no contagiarle la enfermedad, le tiraba zapatos o lo que tuviera a mano, para evitar que se acercara y salvarle la vida tal vez. La niña no entendía ese rechazo de su madre, un dolor que llevó dentro durante toda su existencia, incluso cuando ya tuvo edad para entenderlo.

El 7 de octubre de 1920 se casó con Jacobo Fitz-James Stuart y Falcó, XVII duque de Alba.1? La boda se celebró en la Embajada de España en Londres, convirtiéndose así en la duquesa consorte de Alba. 

María del Rosario de Silva y Gurtubay, marquesa de San Vicente el Barco, Grande España y dama de la reina doña Victoria Eugenia, era la única hija de Alfonso de Silva y Fernández de Córdoba, duque de Híjar, duque de Aliaga, y marqués de San Vicente del Barco, entre otras distinciones nobiliarias, títulos que ahora ostentan sus nietos Alfonso o Fernando, hijos Cayetana.

Jacobo Fitz-James Stuart, el duque de Alba de principios del siglo XX, eligió como esposa a Rosario, una de las aristócratas más atractivas, elegantes y con más fortuna y personalidad del aquel momento, muchos años más joven que su marido, aunque muriera antes. Este otoño su bisnieto Fernando y la esposa de éste, Sofía Palazuelo, le rinden homenaje, bautizando a su hija con el nombre de Rosario, como su tatarabuela.

Su hija Cayetana De Alba contrajo matrimonio con Luis Martínez de Irujo el 12 de octubre de 1947 en el altar mayor de la Catedral de Sevilla. De su unión nacieron sus seis hijos. Carlos, duque de Huéscar y actual Dquque de Alba, nació un año después de su boda, el 2 de octubre de 1948, Alfonso, el 22 de octubre de 1950. Luego llegaron Jacobo, Fernando, Cayetano y Eugenia, por la Emperatriz y por la Reina Victoria Eugenia.

María del Rosario Cayetana Fitz-James Stuart y de Silva nació el 26 de marzo de 1926 en el palacio de Liria, en Madrid. Era la primera (y única) hija de Jacobo Fitz-James, XVII duque de Alba, y María del Rosario de Silva y Gurtubay, X marquesa de San Vicente del Barco. El 17 de junio de 1926 se celebró su bautizo en el Palacio Real y sus padrinos fueron el rey Alfonso XIII y su esposa, la reina Victoria Eugenia. En su infancia vivió momentos duros que convirtieron a Tana o Tanuca, como la llamaban de pequeña, en una mujer muy fuerte. El más traumático fue la muerte de su madre por tuberculosis cuando ella tenía solo ocho años. El resto de su infancia estuvo marcada por su exilio en París y los viajes alrededor del mundo (Londres, Italia, Egipto….) con su padre. "Aprendí mucho de él, pero lo más importante fue... ser leal" Al estallar la Guerra Civil, doña Cayetana se exilió con su padre en Londres, donde vivió la II Guerra Mundial. Educada en los mejores colegios, doña Cayetana hablaba con fluidez cinco idiomas. Tras la muerte de su padre en 1953, doña Cayetana heredó el título de duquesa de Alba. Poseía 46 títulos nobiliarios.







Comentarios 1

#1
09-06-2020 / 08:33
Puntuación -1   A Favor   En Contra

LA "CHARI" PARA LOS AMIGOS.....