elEconomista.es

J.K. Rowling, acusada de transfobia en las redes sociales por sus polémicas palabras sobre la menstruación

8/06/2020 - 10:22

J.K. Rowling se convirtió este fin de semana en la protagonista de una avalancha de críticas. La escritora de la famosa saga de libros de Harry Potter escribió un comentario sobre la menstruación que ha levantado ampollas en el colectivo LGTBI, quienes muchos las han acusado de tener transfobia.

Lea tambiénJK Rowling compra por 458.000 euros la casa de su infancia que inspiró Harry Potter

La literata compartió en su cuenta de Twitter un enlace a un artículo de opinión, que tenía como titular: "Opinión: Creando un mundo post-Covid-19 más igualitario para la gente que menstrúa". Remarcó lo de "gente que menstrúa" e ironizó: "Estoy segura de que solía haber una palabra para esas personas. Alguien que me ayude. ¿Wumben? ¿Wimpund? ¿Woomud?".

Rowling fue tacahada de TERFS, es decir, feminista radical que excluye a las mujeres trans en la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres. Muchos internautas consideraron que sus palabras discriminaban a otras personas que también menstrúan, como las transgénero o las personas de género no binario. Recibió comentarios como: "Solo quiero que admita que es transfóbica y siga adelante. Muy decepcionante", "Las mujeres no están definidas por sus periodos" o "Dios mío, como lamento haberte dado tanto dinero". 

Tras los comentarios negativos recibidos, compartió algunos insultos que había recibido ('feminazi', 'terf' o 'bruja') y explicó su postura en un hilo de tuits: "La idea de que las mujeres como yo -que hemos sido empáticas con la gente trans durante décadas, sintiendo afinidad porque son vulnerables de la misma manera que las mujeres, es decir, a la violencia masculina- 'odian' a las personas trans porque pensamos que el sexo es real y tiene consecuencias vitales, es una tontería", señaló.

Lea tambiénJ.K Rowling, autora de Harry Potter, le gana la batalla al coronavirus

Defiende que está de lado de las mujeres trans, pero no puede equiparar sus problemas y reivindicaciones a los del resto de mujeres: "Si el sexo no es real, no hay atracción hacia el mismo sexo. Si el sexo no es real, la realidad vivida de las mujeres a nivel global se borra. Conozco y amo a las personas trans, pero borrar el concepto de sexo elimina la capacidad de muchas personas de hablar de sus vidas de manera significativa. No es odio decir la verdad", sentenció. 







Comentarios 0