elEconomista.es

Sergio Ramos cierra su negocio más desastroso: pierde sus terrenos en favor de Blackstone

7/06/2020 - 8:17

Sergio Ramos cumplió 34 años en plenos confinamiento por el coronavirus el pasado 30 de marzo. A esa edad, el común de los mortales, salvo herederos y aristócratas afortunados, la mayoría de las personas están despegando en la vida o tratando de afianzarse en el terreno profesional. Pero el sevillano lo ha sido todo ya en el fútbol, por no hablar del triunfo del de Camas en lo personal: con una mujer como Pilar Rubio , tres hijos y otro más en camino.

En la cara B del central apenas podemos encontrar cuestiones para colocar en el 'debe' de su balance. Sin embargo, fue ahora hace un año, apenas unas semanas antes de su boda rockera, cuando el capitán del Real Madrid ocupó los titulares ante el rumor insistente de que se planteaba abandonar el club del Bernabéu para irse a China y que lo hacía por dinero para ganar más de los que le paga Florentino Pérez y poder así hacer frente a sus problemas financieros. La espantá no se produjo pero detrás de aquello había una ruina que no se resolvió. 

No es cuestión de que con sus contratos publicitarios, con su ficha de 12 millones netos y con el patrimonio acumulado entre su trabajo y algunos de sus buenos negocios el futbolista vaya a tener problemas para llegar a fin de mes, aunque vaya a por el cuarto hijo y le gusten los caballos, el arte, las casas grandes y pegarse buenos viajes con Pilar Rubio. Pero no todas las inversiones de Ramos han salido bien.

Lea también - Sergio Ramos planta al Gobierno por discrepancias personales: no quería salir en la foto con Fernando Simón y el ministro Illa

Las malas experiencias del capitán madridista en el mundo empresarial tuvieron mucho que ver con aquel amago de salida del club. "Algunas partes entienden que ciertas operaciones, a lo mejor, no le han ido bien financieramente y necesite más dinero del que está cobrando ahora", dijo el periodista Rubén Cañizares. 

Así las cosas, el millón mensual neto que cobra Sergio por temporada, al menos antes de las rebajas del coronavirus, no le parecían suficientes después de que algunas operaciones salieran tal y como deseaba el central. Finalmente, la vía de escape a China, donde le pusieron sobre la mesa una oferta que doblaba su sueldo en la Casa Blanca, no pudo realizarse.

La operación financiera que agobiaba a Sergio Ramos un mes antes de su boda era el embargo del Banco Santander al que se enfrentaba el capitán de la Selección Española. Una vez falló el 'plan chino',  los asesores del andaluz retomaron las negociaciones avanzadas con el fondo estadounidense Blackstone para evitar el embargo iniciado por la entidad de Patricia Botín por el impago de un préstamo de 35 millones de euros vinculado a la compra de unos terrenos en las afueras de Madrid, adquiridos a través de la empresa de Desarrollos Inmobiliarios Los Berrocales SL, de la que Ramos tiene el 49,99% del capital, su padre, José María Ramos, un 1% y Eroski, el restante 49%, a través de Cecosa Hipermercados.

Lea también - El ex de Pilar Rubio desata su ira contra la prensa: "Que os den"

En noviembre de 2018, la compañía de Sergio y sus socios debía hacer frente al primer pago del crédito, pero al no haber podido construir ni vender ninguna vivienda hasta aquel momento por problemas con el Ayuntamiento de Madrid, no pudieron abonar los 12 millones de euros estipulados. Por ello, el Banco Santander inició los trámites para el embargo, un proceso que los asesores jurídicos del futbolista trataron de paralizar, al tiempo que negociaban una solución con Blackstone.

Ramos se quedaba en Madrid, con su sueldo de 12 millones y debía buscar otro modo de cerrar este desafortunado capítulo inmobiliario. En su famosa boda, del 15 de junio las aguas habían vuelto a su cauce y Florentino Pérez ya tenía de nuevo junto a él al hijo pródigo que no llegó a irse a China. 

Lea también - Sergio Ramos se bautiza antes de su boda con Pilar Rubio 

Ahora sabemos por fin que Ramos  ha tenido que  renunciar a un buen dinero, y que el fondo Blackstone ha adquirido sus terrenos en Los Berrocales (al sureste de Madrid), a cambio de cancelar una deuda impagada de 35 millones de euros. 

Dación en pago

El pelotazo del futbolista consistía en levantar unas 22.000 viviendas en esta zona de la capital, por eso compró al Grupo Lar el 51% de la sociedad, de la que Ramos controlaba el 49,9% y su padre un 1%. Las cosas no fueron como esperaban por el retraso en los planes urbanísticos y el préstamo de 35 millones que la sociedad tenía con el Banco Pastor (Santander) fue traspasado en un 51% al fondo Blackstone. En la inmobiliaria de Ramos citadas niegan que se trate de una dación en pago porque "aseguran que la compañía pagó el crédito a Santander y posteriormente vendió el suelo a cuatro inmobiliarias". Pero estas empresas han negado esta versión del futbolista. 







Comentarios 2

#1
08-06-2020 / 00:17
peka
Puntuación 22   A Favor   En Contra

Que se dedique a lo suyo, que son los pelotazos dentro del campo, y que deje los pelotazos inmobiliarios a los que saben y tienen, además de conocimientos, estudios.

A él, todo eso le falta, al igual que a su padre, que se dediquen para lo que están preparados, y que no intenten jugar en ligas que les quedan muy, pero que muy grandes ...

#2
08-06-2020 / 23:36
Diabolo
Puntuación 5   A Favor   En Contra

Todos invirtiendo sin un duro... luego llega cualquier incidencia.... embargos y malas caras !!!!

Pero claro es muy bonito ganar un pastizal con el dinero de los demás... deuda deuda y deuda