Actualidad

Los padres de Madeleine salían a correr a diario cerca de la casa del sospechoso tras la desaparición de su hija

El principal sospechoso, el alemán Christian Brueckner, que ahora tiene 43 años, vivía en una granja cerca de donde Madeleine, que tenía entonces tres años, desapareció en Praia da Luz, Portugal, y su novia habría permanecido allí con él hasta 2006. La policía alemana cree que Brueckner secuestró y asesinó a la niña en 2007.

La granja (entonces en ruinas) donde vivía en Praia da Luz está cerca de donde Kate y Gerry McCann salían a correr  diariamente después de que Madeleine desapareciera en 2007, a tiro de piedra de donde la policía británica y los perros estuvieron buscando a la niña en 2014. Vecinos de la zona aún recuerdan a Brueckner de cuando vivía en la propiedad, que ha sido reformada en estos 13 años.

Lea también: La policía británica identifica a un alemán como sospechoso de la desaparición de Madeleine Mccann

Un joven británico, que tenía 14 años en 2007, ha declarado al Mirror que recuerda "su Jaguar negro, que estaba allí, pero nunca vi la caravana". Según los informes, la policía está buscando a la ex novia de Brueckner, que vivió con él en la casa al menos hasta 2006. El propietario de la casa alquilada por el presento autor del secuestro ha dicho a Sky News que la Policía le pidió información sobre su inquilino Brueckner. Él describió al alemán y su pareja como "una pareja joven y corriente tratando de sobrevivir en Portugal". El sospechoso se encuentra actualmente en prisión por un delito no relacionado con Madeleine. Christian Brueckner actualmente cumple una condena de siete años de prisión por violar a una mujer estadounidense de 72 años en Portugal en 2005. 

El ciudadano alemán vivía en la costa del Algarve en el momento de la desaparición de Maddie, y los registros de su teléfono móvil muestran que recibió una llamada de 30 minutos en Praia da Luz alrededor de una hora antes de que desapareciera.

Scotland Yard dijo que se creía que vivía en una autocaravana VW modelo T3 Westfalia de principios de la década de 1980 en ese momento y volvió a registrar un Jaguar XJR6 de 1993 a nombre de otra persona el día después de su desaparición.

La investigación del caso Madeleine no se ha cerrado nunca e incluso ha sido dotada con 12.3 millones de libras esterlinas desde 2013. El caso está clasificado aún hoy como el de la investigación de persona desaparecida porque no hay "evidencia definitiva de si Madeleine está viva o muerta". Pero Hans Christian Wolters, portavoz de la fiscalía de Braunschweig, dijo que el sospechoso está siendo investigado "bajo sospecha de asesinato", y agregó: "Suponemos que la niña está muerta".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin