elEconomista.es

Así descansan los empleados de Isabel II tras atenderla: en un 'hotel' separados por categoría y sexo


La reina Isabel II siempre ha estado muy bien rodeada por fieles empleados que velan por ella durante el día y la noche. El que fuera uno de sus chefs más longevos ha desvelado ahora algunos de los entresijos del Palacio de Buckingham y del resto de residencias oficiales de la soberana. Así, ha dado algunos detalles de las estancias de los empleados y la forma en la que se distribuyen para que no le falte de nada.

El cocinero Darren McGrady, que trabajó para la madre del príncipe Carlos durante más de diez años, ha concedido una entrevista a la revista Insider en la que ha hablado de las condiciones laborales de los sirvientes. El lugar en el que residen cuando no la atienden en la residencia de turno se asemeja a un hotel: "Si trabajabas allí, tenías tu propia habitación, pero nunca tenías que hacerte la cama por las mañanas. Había una persona responsable de cada piso que se encargaba de todo", ha recordado. 

Lea también - Los atípicos cumpleaños de Isabel II y Felipe de Edimburgo: un desfile privado y una comida íntima

Cada uno de ellos se divide atendiendo a su categoría profesional, pues no todos pueden merodear por cada de una de las estancias a sus anchas. Además, cada una de las partes también está dividida por sexos. De esta forma, existe una zona para los empleados de la cocina, en la que se encuentran los hombres, y otra para las mujeres; otras dos estancias para los amas de llaves estableciendo esta misma división; y otras dos para los meticulosos empleados de la limpieza. Ha comparado el protocolo que siguen todos los empleados con el de la archiconocida serie británica Downton Abbey.  

Antes de las declaraciones del chef ya han hablado durante estos años otros empleados, desvelando alguna que otra curiosidad. Por ejemplo, en la víspera de las pasadas navidades, The Sun, atendiendo a fuentes cercanas, aseguró que la monarca se gasta en estas fechas tan especiales algo más de 35.000 euros en regalos para todos ellos.

Lea también - Primeras imágenes de Isabel II en el confinamiento: montando a caballo a los 94 años

También se conocen algunos otros secretos como que tiene una empleada que utiliza sus zapatos sin estrenar para que no le hagan rozaduras cuando los utilice por primera vez, las dietas alimenticias que sigue a rajatabla o la orden de que nadie puede llevarse algo a la boca antes de que lo haga ella, o justo después de que termine de disfrutar de sus manjares.







Comentarios 0