elEconomista.es

Meghan Markle y el príncipe Harry gastan 7.000 dólares al día solo en seguridad, pero no se la pagan ellos

4/06/2020 - 10:02

Meghan Markle y el príncipe Harry comenzaron una nueva vida junto a su hijo Archie en Los Angeles en marzo. Con su mudanza a tierras estadounidenses, expiró su acuerdo de seguridad con la Real Policía Montada de Canadá, donde residieron durante unos meses. Por ello, han contratado un nuevo servicio que cuide por su integridad. Y no han deparado en gastos, ya que han contratado a la compañía favorita de las celebrities, con tarifas de hasta 7.000 dólares al día.

Se trata de la empresa Gavin de Becker y Asociados, cuyos clientes son personalidades de la talla de los Beckham, Jeff Bezos, Elizabeth Taylor o John Travolta, entre otros. Desde la compañía aseguran proteger "a 90 de las familias y personas en riesgo más prominentes del mundo".

Lea también - Meghan Markle estalla contra el racismo y el asesinato de George Floyd: "Ha sido devastador"

Asimismo, el fundador Gavin de Becker, de 64 años, "ha aconsejado al gobierno de los Estados Unidos, a los departamentos de cumplimiento de la ley, a miles de clientes famosos y a innumerables lectores sobre cómo evitar las amenazas y mantenerse a salvo en un mundo aterrador", según cuenta The New York Times.

De Becker, que ha trabajado durante 20 años con Bezos, el fundador de Amazon y hombre más rico del mundo, es una celebridad en Estados Unidos gracias a sus memorias, The Gift of Fear (El Regalo del Miedo), donde relata toda su historia y cuenta su experiencia al trabajar con estrellas de Hollywood como Elizabeth Taylor, Carrie Fisher, Michael J. Fox,...

El servicio contratado por Meghan y Harry, que alcanzaría los 7.000 dólares al día, incluiría un equipo de seis guardaespaldas trabajando en rotación, con cuatro guardias de día y dos de noche. Según los informes, en él habría ex oficiales de inteligencia del FBI y la CIA, exmarines de los EE. UU. y hasta científicos especializados en evaluación de amenazas.

No está claro el asunto de si Meghan y Harry sufragan el gasto por su seguridad. Según el diario Daily Mail, sería el príncipe Carlos, padre de Harry, el que costearía los caros servicios de la empresa. Y es que aseguran que el nieto de Isabel II le pidió a su progenitor que pagara los gastos de su seguridad en Estados Unidos durante un año. "Habían esperado que los contribuyentes británicos continuarían pagando la factura por su protección, pero luego se les quitó la alfombra y tuvieron que pedirle al Príncipe Carlos que interviniera", contó una fuente al mismo medio.

Gracias a esta ayuda económica del príncipe Carlos, Meghan y Harry comenzaron en abril a devolver a los contribuyentes británicos los 2,4 millones de dólares que desembolsaron para la remodelación de Frogmorge Cottage, donde vivieron desde que se casaron en mayo de 2018 hasta su salida del Reino Unido.







Comentarios 0