Actualidad

Marta Luisa de Noruega y el chamán Durek emprenden acciones legales contra el ex novio de él

Marta Luisa de Noruega y su novio, Durek Verret, han emprendido acciones legales para que el ex novio del chamán, Hank Greenberg, no vuelva a levantar injurias sobre él públicamente. La princesa y Verret han contratado los servicios de un prestigioso abogado para evitar las habladurías de Greenberg, al que ya han puesto en sobreaviso mediante una misiva.

Lea tambiénMarta Luisa de Noruega desata la pasión en el mar con su novio, el chamán Durek Verrett

Confían en el buen hacer del letrado Richard Gora, muy prestigioso en Estados Unidos por estar al frente del gabinete Gora LLC, para tomar acciones legales contra el ex del chamán, en el caso de que lo vuelva a difamar en público, tal y como recoge la revista noruega Se og Hor. En entrevistas concedidas hace unos años ya dijo sobre el novio de la princesa que era un "violento" y un "manipulador".

Lo han alertado a través de una carta enviada mediante el abogado: "Desde que el chamán Durek entabló su relación con la princesa Marta Luisa ha recibido una serie de acusaciones serias y falsas. Si se niega a cumplir, nos veremos obligados a emprender acciones legales contra usted", reza la misiva.

Durek Verret y Hank Greenberg rompieron su relación en 2012 tras cinco años de noviazgo y compartir vivienda. En lo profesional también compaginaban a las mil maravillas, pues emprendieron algún negocio juntos. Terminaron su relación tras varios desencuentros que no pudieron superar.

Lea tambiénMuere Ari Behn, exmarido de Marta Luisa de Noruega, a los 47 años

Esta nueva complicación se suma a la angustia que llevan atravesando desde que en diciembre Ari Behn, ex esposo de Marta Luisa y padre de sus dos hijas, se quitara la vida. Desde ese fatídico momento, la princesa de Noruega está volcada en las niñas y solo se ha separado de su regazo en contadas ocasiones, a pesar de que el chamán se encuentra actualmente en Estados Unidos. Con él estuvo casada desde 2002 a 2016, protagonizando un matrimonio marcado por las atípicas escenas de él que no encajaban con los protocolos de un royal.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin