elEconomista.es

Ana Obregón se trasladará cuando pueda a la casa que su familia tiene en Mallorca

27/05/2020 - 9:26

El verano más difícil de Ana Obregón pasa por descansar frente al mar después de dos años de titánica lucha junto a su hijo. En Mallorca, en la casa que la familia tiene en la Costa de los Pinos, tendrá tranquilidad pero también recuerdos de Álex.

Ana solo tiene un teléfono que puede usar su círculo más íntimo, familiares más cercanos, Alessandro Lequio y poco más. Casi a diario va a visitar la tumba de su hijo en el cementerio de La Paz, en Tres Cantos, donde ha sido fotografiada en un reportaje gráfico que ocupa la portada de la revista Hola y varias páginas interiores. Unas veces acude con Alessandro y otras lo hace sola, como en las imágenes "llenas de dolor pero también de mucho amor" que publica el semanario. 

Sus planes en su nueva vida sin su hijo y sus imágenes, rota aún de dolor, ocupan dos semanas después de la trágica muerte de Álex Lequio muchas páginas e incluso portadas en las revistas del corazón. Como adelantó Informaliahace días, la actriz de 65 años intenta reunir fuerzas para dar a su hijo Álex la despedida que no pudo tener, un funeral con todos los que le quisieron, y entre sus planes está trasladarse a Mallorca, donde la familia tiene una residencia en la Costa de los Pinos.

Fundación

Por otra parte, Ana está en cierta medida motivada por la creación de una fundación dedicada a su hijo y que se dedicará esencialmente a la lucha contra el cáncer. Según publica en La Razón José de Santiago, este proyecto será el mejor homenaje para Álex Lequio, entregado siempre en solidaria comunión, a aquellos que padecían su misma enfermedad. El cáncer acabó con su vida, pero una Fundación, que llevará su nombre, le mantendrá en nuestro recuerdo. De acuerdo con esta información, Alessandfro Lequio apoya la idea, y además cuentan con socios capitalistas y financiación, para que el ejemplo dado por Álex y su huella de se mantengan y propaguen.

La muerte de Álex Lequio el pasado 13 de mayo, sin haber cumplido los 28 años, apagó la vida de Ana Obregón, como ella misma dijo en las pocas palabras que fue capaz de escribir. El dolor y la angustia no han terminado y la madre desconsolada trata de reunir fuerzas para hacer algo más por su pequeño. Ana quiere que Álex tenga ese adiós que no pudieron darle a causa de las medidas de seguridad marcadas por la pandemia. Recordemos que  solo Ana, Alessandro y la novia de Álex estuvieron presentes en el entierro. Pero Ana sabe que tiene que reunir fuerzas, y no está siendo nada fácil.

Lea tambiénAna Obregón y el proyecto que podría hacerle recuperar la sonrisa tras la pérdida de su hijo Álex

Los planes de Ana en su nueva vida sin Álex pasan por la celebración del funeral que tendrá lugar en Madrid, del que ya informamos y que este miércoles recogen los semanarios de la prensa rosa. Como ya adelantamos, será una ceremonia privada a la que puedan asistir los más allegados a Álex. Aunque por el momento, y dado que Madrid está en fase 1, aún tenga que ser un número reducido de personas, Ana quiere que su niño se vaya como vivió, rodeado de cariñoo. Solo tiene que sentirse con ánimo de soportarlo. Ya sin su hijo, la gran preocupación de Ana ahora son sus padres, de avanzada edad, y delicados de salud. Y gran la despedida de Áless que no pudo realizar debido a las estrictas medidas de seguridad por el coronavirus y que ahora, pese a las restricciones, sí podrá hacer.

Nunca se recuperará Ana del que ha sido sin duda el golpe más terrible que nunca hubiese podido imaginar. Álex Lequio fallecía el pasado día 13 de mayo dejando a todos sus seres queridos completamente desconsolados. Atrás quedan los meses en los que el joven estuvo luchando contra el cáncer apoyado por sus padres, Ana Obregón y Alessandro Lequio. Desde entonces, la actriz y el italiano, que aún la visita a diario en su casa de La Moraleja, apenas se han dejado de ver un solo día.

Lea tambiénAlessandro Lequio visita a Ana Obregón tras el último adiós a su hijo, Álex Lequio

Su único hijo

Ana regresaba a Madrid rota de dolor tras haber tenido que despedirse de su hijo en Barcelona. Arropada por sus hermanas y junto a Alessandro Lequio, la presentadora volvía a su casa y se enfrentaba a la que será su vida a partir de ahora. Aunque de momento no han querido dejarla sola en estos complicados momentos, los planes de Ana de cara al verano pasan por refugiarse en la casa que la familia García Obregón tiene en Mallorca, en la Costa de los Pinos. ¡Qué diferencia aquellos veranos baleares en los que Ana Obregón convocaba a los fotógrafos para hacer el posado del bikini del verano! Aquellos momentos divertidos llenos de color y alegría se tronarán ahora en escenario de duelo y tranquilidad donde tratar de de sobrellevar el sufrimiento provocado por la ausencia del ser que más quería, su único hijo.

Como decíamos, Alessandro, acompañado de María Palacios, acude diariamente hasta casa de Ana porque no quiere dejar a su ex sola en estos momentos y juntos afrontan el trago más duro de sus vidas. 

Con su hermana

Ana, en principio, vive entre su casa y la de su hermana Amalia. Se trata de viviendas contiguas. El padre de Ana, constructor, edificó en su día para sus hijos cinco casas cercanas en un amplio solar de La Moraleja en el que también reside él con su esposa. Es en estos duros momentos cuando más se hace patente la unión entre Ana Obregón y Alessandro Lequio.

Pese a las desavenencias del pasado, han puesto por delante de todo la felicidad de su hijo y construyeron un espacio de cariño infinito del que también formó parte durante un tiempo Carolina, la novia de Áless.

Trabajo

De momento, Ana no está preparada para volver al trabajo. Recordemos que para mayo estaba previsto estrenar la obra de teatro Falso Directo con Andoni Ferreño y Alberto Closas Jr. Muchos vaticinan que la Ana actriz se ha apagado para siempre pero nunca se sabe. Tal vez Áless le pida desde alguna parte que actúe para él.







Comentarios 0