elEconomista.es

María Teresa Campos llega a su hogar después de tres meses confinada a cal y canto en casa de Terelu

26/05/2020 - 16:40

María Teresa Campos ya ha vuelto a su mansión de Madrid tras pasar el confinamiento junto a su hija Terelu. La vuelta de la veterana comunicadora a su vivienda ha coincidido con la mudanza de su hija, que ya está poniendo a punto su nuevo piso de alquiler para mudarse en las próximas semanas.

Aprovechando la entrada de Madrid a la fase 1 de la desescalada, la matriarca del clan Campos ha llegado este martes a su casa en la urbanización de Molino de la Hoz, situada en Las Rozas (Madrid), muy bien acompañada por su chófer y hombre de confianza, Gustavo. La presentadora ha salido del coche adecuadamente protegida por una mascarilla frente al Covid-19.

Lea también - María Teresa Campos, muy protegida por Terelu durante la cuarentena: "Me dan ganas de llorar"

La periodista, que ha lucido un look muy veraniego y colorido, tan solo se había dejado ver en contadas ocasiones mediante videollamada. Entró al programa de David Broncano en Movistar para charlar con el presentador, también en Viva la vida; en Conversaciones en Fase Zero de Risto Mejide; y mediante una conexión telefónica con Sálvame, programa a través del que le mandó un mensaje de ánimo a Ana Obregón por la pérdida de su hijo, Álex Lequio. 

La presentadora ha pasado todos estos meses aislada en el ático - búnker de su hija Terelu, que tomó todas las medidas de precaución habidas y por haber para que el virus no llegara hasta su madre: "A Terelu le aterroriza que me dé algo", confesó la malagueña a mediados de abril. Ahora Terelu está volcada en la mudanza a su nuevo piso de alquiler, que la tuvo que retrasar como consecuencia de la pandemia. 

Lea también - María Teresa Campos y su mensaje por el coronavirus: "Hay que vivir con cuidado"

En estos meses las Campos también se han llevado algún disgusto que ha preocupado y mucho a María Teresa. Carmen Borrego contrajo el coronavirus y dio positivo hasta en tres ocasiones, por lo que tuvo que permanecer aislada en su habitación. "¡Por fin liberada!", escribió este martes en sus redes sociales.

No obstante, ha protagonizado algún que otro escándalo, pues en una videollamada en directo con Viva la vida apareció su marido, José Carlos Bernal por detrás y, este viernes, fue acusada de ir a una clínica estética, algo que justificó después: "Lo único que quiero dejar claro es que mi doctora mía indicó que me hiciera un test rápido de coronavirus, y hay un doctor en la clínica de estética que me lo hizo", explicó.







Comentarios 0