elEconomista.es

Zarzuela filtra al grupo PRISA secretos de la convivencia de Felipe, Letizia y sus hijas en palacio

24/05/2020 - 13:31

Cronistas de importantes periódicos nacionales coinciden en calificar de "publirreporraje" la información que este domingo publica el diario El País en su suplemento y en el que se narra una versión de cómo han sido los dos meses y medio de confinamiento por el coronavirus en el palacio de la Zarzuela del matrimonio real con dos hijas.

Se refiere el periódico del grupo PRISA a los Reyes, la princesa de Asturias y la infanta Sofía como "una familia que lleva confinada desde el 13 de marzo con mínimas y muy meditadas salidas oficiales" y a partir de ahí empiezan los datos: se levantan a las 7.30, comen pasadas las dos de la tarde y cada uno afronta "este tiempo extraño" la misión que tiene encomendada.

Lea también: Felipe, Letizia y sus hijas, Leonor y Sofía, se realizan el test del coronavirus

El jefe del Estado atiende sus obligaciones, la reina Letizia las suyas y las hijas adolescentes estudian la ESO desde Zarzuela, ya que, como todos los niños, su colegio está cerrado desde el día 11 de marzo y no tienen más remedio que seguir las clases telemáticamente.

Aseguran en el reportaje que durante este confinamiento no han contado Leonor y su hermana pequeña con ayuda escolar extra, pero que sus padres les han echado una mano en las tareas, en inglés, sea para un comentario de texto o una presentación de historia.

Doña Letizia, según cuenta El País, "se afana en que las adolescentes no estén todo el día enganchadas a la tableta y lean libros e, incluso, se sumerjan en la cocina".  Sofía es buena con los fogones, al parecer.

Lea también - El rey Felipe visita el hospital de IFEMA con guantes y mascarilla pero sin Letizia

Dice el suplemento que hablan mucho en familia, y que se habla a todas horas del virus. Son las únicas conversaciones que escuchan sus hijas. Se acuestan temprano y suelen ver una película elegida cada noche por uno de los cuatro. "Una hija apuesta por las sagas de Marvel y Star Wars; otra, por dramas y ciencia-ficción; el padre, por la acción y los thrillers. Y la madre desempeña el papel de intelectual intentando sugerir títulos más culturetas".

Estado de ánimo en confinamiento

Dice una fuente no identificada citada por el periódico que "en estos dos meses muy largos han estado (y están) más juntos que nunca. El padre, la madre y las hijas. Solos. Con la misma sensación que se está viviendo en todas las casas de este país: de mayor unión, de ser un equipo, de tirar para adelante. Y el mismo desasosiego que el resto, ante las circunstancias que se iban viviendo durante estas 10 semanas".

Afirman que sus momentos "especialmente tristes" han tenido que ver con "la situación dramática de los ancianos en algunas residencias", una tragedia que "les dejó con un desaliento y una tristeza hondos; les duró mucho tiempo esa sensación amarga y ese nudo en la garganta".

Después de glosar la intensa actividad de los Reyes visitando hospitales, manteniendo charlas y demás seguimientos de la situación, El País explica que la Guardia Real no se halla en Zarzuela sino que están desinfectando residencias y luchando contra el coronavirus en el marco de la Operación Balmis. Así lo decidió personalmente Felipe VI el 23 de marzo durante una entrevista con la ministra de Defensa, Margarita Robles. 

El beso peligroso

El 6 de marzo, doña Letizia se reunía por la mañana en un actor por la Mujer Prostituida con la ministra Irene Montero, titular desde enero de la cartera de Igualdad y líder de Podemos, una formación muy crítica con la Monarquía. Al salir se despidieron con un beso, si bien a esas alturas ya se había empezado a sugerir que sería bueno evitar besos y apretones de manos (ese día ya había cinco fallecidos). Pero ni la ministra ni la Reina se atrevieron a dejar de hacerlo, no se fuera interpretar como un gesto negativo de una contra otra y viceversa. La fuente de El País dice que el mal rollo "nunca se ha dado entre los Reyes y los ministros de lo que sea y del partido que sean" y añade que "todo transcurre siempre dentro de la corrección constitucional, y que luego detrás de las cámaras puede haber más o menos cordialidad, pero siempre absoluta corrección, empezando por Podemos". Pero una semana después, el jueves 12 de marzo, La Moncloa anunciaba que Irene Montero había dado positivo en el test del coronavirus.

El médico militar de La Zarzuela practicó a los Reyes el test del nuevo coronavirus. Ninguno de los dos daba positivo. Sin embargo, se decidió que la Reina mantuviera dos semanas de cuarentena en su domicilio sin salir de casa ni relacionarse con nadie de fuera durante dos semanas, hasta el día 26, por si se trataba de un falso negativo. "Lo cumplió a rajatabla. Ni siquiera bajó durante ese tiempo a su despacho oficial de La Zarzuela, donde entra todas las mañanas a las nueve", dice el periódico. La verdad es que entre el 12 y el 16 de marzo no hubo ningún acto en la agenda de los Reyes. Don Felipe tampoco salió de los límites del monte de El Pardo hasta su visita a Ifema, el día 26 de ese mes.







Comentarios 2

#1
25-05-2020 / 00:22
susana
Puntuación 6   A Favor   En Contra

Los trabajadores de Producciones Zarzuela deben estar agotados con tanto publi reportaje.

#2
30-05-2020 / 13:13
besomalefica
Puntuación 1   A Favor   En Contra

¿y si con el beso se convierte en rana?