elEconomista.es

Kiko Rivera se reinventa durante el confinamiento para convertirse en representante de futbolistas

23/05/2020 - 11:15

Kiko Rivera, el hijo de Isabel Pantojaadmite en una entrevista que sobrevive gracias a sus ahorros y al trabajo de su mujer, Irene Rosales.

El Dj y sobrino de Anabel Pantoja respondió en Antena 3 a las preguntas sobre cómo estaba pasando el confinamiento y a las muy comentadas declaraciones sobre su solicitud de ayuda al Gobierno como autónomo que es y por la ausencia de trabajo. Kiko Rivera explicó sus planes para reinventarse en el futuro si el coronavirus retrasa los macrocoienciertos. "He aprovechado esta cuarentena para estudiar un poco. Me estoy preparando para ser representante de futbolistas", dijo.

Kiko es amigo de Sergio Ramos o Joaquín, y ambos ler han motivado para dejar de lado su carrera musical y convertirse con sus amistades e influencias en el nuevo Jorge Mendes, representante de los principales cracks del planeta. El hijo de Paquirri y la tonadillera reconoce que está come sano y se prepara para una sesión benéfica de 24 horas que compartirá con sus seguidores a través de las redes sociales: "Durante toda esta semana he hecho una limpieza de cafeína en mi cuerpo. En cuanto a comida, hago una comida sana y que no me llene el estómago", dijo sobre su dieta.

Sobre su situación económica, asegura que no está arrruinado. "Lo que ocurre es que al año venía haciendo entre 70 u 80 actuaciones que ahora se han frenado". El hermano de Chabelita asegura que va tirando de los ahorros que tienen tanto él como su mujer Irene Rosales.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.