elEconomista.es

José Ortega Cano, "en shock" por el turbio pasado de su mujer Ana María Aldón

22/05/2020 - 10:15

José Ortega Cano está descubriendo una parte de su mujer, Ana María Aldón, que ni siquiera él conocía durante la estancia de esta en Supervivientes. La concursante se ha destapado como una de las figuras más relevantes del reality, en parte por sus confidencias personales. Las últimas han sido sobre su turbio pasado, en unas revelaciones que han dejado a su marido "en shock".

Ana María habló de su niñez y describió a su padre como "una bestia humana", que "torturaba" a su madre: "Nosotros lo veíamos día a día, yo soy la menor de los seis hermanos. Mi hermano Fermín y yo, que es año y medio mayor, nos agarrábamos y nos metíamos bajo la cama", confesaba.

Pero las revelaciones más duras llegaron después, cuando Aldón reconoció que en aquellos momentos hubiera querido "tener un cuchillo en la mano para matarlo". "Quería ser mayor de edad, pero nunca llegaba. Esos días acaban de la peor manera posible… Al día siguiente me iba al colegio y agachaba la cara de vergüenza porque veía a mi madre la cara morada. Mi madre es un ángel que bajó del cielo, no se lo merecía ni ella ni sus 6 hijos", rememoraba.

Lea también - El ataque de celos de José Ortega Cano con su mujer, Ana María Aldón: "Las tonterías, con su marido"

Tras estas confesiones, Ortega Cano reaccionaba con sorpresa en Sálvame: "La totalidad de la historia no la conocía. Ella se explayó y se abrió en canal. Me habló de que su padre era una persona muy violenta. Yo solo sabía eso. Me sorprendí bastante", explicaba. "Sabía que había fallecido de cáncer y que era un poco violento en algunos momentos en su casa. Eso es lo que yo sabía", alegaba.

Lea también - Ana María Aldón intenta salvar a Ortega Cano de la ruina: deudas, embargos y números rojos

El diestro se quedó un tanto intranquilo: "La verdad es que me quedé un poco en shock, no me lo esperaba (...) Se la veía muy tocada y eso me preocupó", decía Ortega Cano, que no quiso recrearse en el drama de su esposa y prometió que, cuando abandone el programa, tratará de hacerla feliz: "Trataré de que ella sea lo más feliz posible con nosotros, con nuestro hijo, con nuestra familia y con su familia. Ella tiene una hija, una nieta…", sentenciaba.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.