elEconomista.es

Merlos se refugia en Alexia Rivas en su momento laboral más delicado: podría perder 180.000 euros al año

22/05/2020 - 9:11

La continuidad de Alfonso Merlos en el Colegio de Abogados de Madrid pende de un hilo, según confirmó el propio decano de la institución, José María Alonso, amigo personal del periodista. De confirmarse su destitución, el murciano perdería su fuente principal de ingresos: su sueldo de 180.000 euros al año. En estos momentos inciertos, el tertuliano se refugia en su novia, Alexia Rivas.

Ambos han convertido en un búnker la casa alquilada de Merlos en Boadilla del Monte, en Madrid, donde se han atrincherado a la espera de que cese el huracán mediático. También es cierto que en los últimos días la actividad informativa sobre ellos ha descendido y ya gozan de una cierta tranquilidad.

Lea también - Alfonso Merlos y Alexia Rivas, juntos contra todo: fotografiados besándose por primera vez

De hecho, Alexia y Alfonso salen a pasear con su mascota casi a diario por los alrededores de la vivienda. Durante sus salidas, el exnovio de Marta López y la reportera presumen de amor y se prodigan en gestos cariñosos, demostrando que su relación marcha bien a pesar de todo. 

Las sonrisas que ambos lucen también esconden la complicada situación en la que se encuentran. Mientras que Alexia ha demandado a sus jefes de Mediaset, lugar en el que trabaja pero al que no acude desde hace semanas, Merlos podría perder su puesto como jefe de prensa en el Colegio de Abogados de Madrid. Los próximos días serán claves para resolver su futuro laboral.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.