elEconomista.es

Ana Obregón se agarra a Alessandro Lequio en la despedida de su hijo

15/05/2020 - 14:27

Los padres de Álex Lequio se fundían este jueves en un abrazo a la vuelta del tanatorio Sancho de Ávila, en el que se encontraba el cuerpo de su hijo. Este viernes les hemos visto salir del apartamento que ocupaban hace semanas en la ciudad condal. Ana Obregón se agarra al padre de su hijo, Alessandro Lequio, como vemos en la fotografía.

Ana y Lequio, Obregón y Alessandro. La actriz se coge del brazo del padre de su hijo, fallecido a los 27 años, tras dos años de lucha terrible contra un cáncer raro, cruel y asesino. 

Lequio es ahora el apoyo de una mujer cuya vida se ha apagado, por utilizar la expresión que la desconsolada madre usaba este jueves después de que Álex se le fuera para siempre.

Lea también - Primeras palabras de Ana Obregón tras la muerte de su hijo Áless Lequio: "Se apagó mi vida"

Ana necesita agarrarse a alguien ahora más que nunca y el italiano es lo que le queda de su Lequio, además de los recuerdos y cada segundo de los casi 28 años que estuvo sobre la Tierra, los cumplia 2l 23 de junio.

Ana Tiene a sus padres, ya mayores, a sus hermanas y hermano, miles de amigos y amigas.. Pero ahora se agarra al padre de su hijo, destrozado, devastado también tras la tragedia más terrible: decir adiós para siempre a un hijo.

Vemos a Lequio y a Ana compenetrados y apoyándose. El padre lleva la camiseta que perteneció a Álex, con la gorra hacia atrás, como le gustaba llevarla a su hijo. Ana y Alessandro llevaban como podían sus mochilas, enmascarados por la emergencia sanitaria tras la crisis por coronavirus.

Cogieron un taxi e iniciaron su viaje a  Madrid. Atrás queda el peor momento de sus vidas, pero con ellos llevarán siempre el recuerdo y el dolor. Juntos han pasado en la ciudad condal los últimos días de Álex.

Lequio y Ana han tenido el cuajo y la clase de  agradecer, a través de los medios de comunicación apostados junto a ellos el apoyo y cariño recibido estos días. Con ellos, llegan a Madrid los restos mortales de su hijo. En la ciudad que le vio nacer le darán el último adiós.







Comentarios 0