elEconomista.es

Carmen Martínez-Bordiú le gana la batalla al Ayuntamiento de Sevilla tras ocho años de lucha en los juzgados

13/05/2020 - 10:57

Carmen Martínez-Bordiú ha recibido una buena alegría durante estos días de incertidumbre por el coronavirus, pues le ha ganado su particular batalla al Ayuntamiento de Sevilla. La nieta de Franco estaba enzarzada con el consistorio por la plusvalía que le cobraron indebidamente tras vender una casa situada junto al Real Alcázar.

El Juzgado número 1 de lo Contencioso Administrativo de la capital andaluza ha sentenciado que el consistorio le tendrá que devolver la plusvalía municipal que le cobró en 2012 por la venta de esta vivienda, que se encuentra en la calle María de Pineda. El fallo refleja que Carmen no tenía que pagarla porque no obtuvo ningún beneficio por ella: la vendió por 200.000 euros menos de lo que le costó en 2005.

Lea tambiénCarmen Martínez Bordiú malvende la cabaña cántabra donde vivió sus mejores momentos con José Campos

El abogado de la duquesa de Franco, Joaquín G. Moeckel, se ha pronunciado al respecto y ha mostrado su conformidad con el fallo judicial. Aun así, considera que todo este proceso ha sido innecesario: "Si el Tribunal Constitucional y el Supremo ya dijeron claramente, en su día, que cuando en una compraventa se produce una minusvalía que no plusvalía, no hay que pagar ese impuesto municipal, ¿por qué hay que obligar a las personas a recurrir a las tribunales y gastarse el dinero?", señala a la revista Hola.

Al mismo tiempo, el letrado explica que fue su clienta la que sentó en los tribunales al consistorio y no al contrario: "No ha sido el Ayuntamiento el que ha llevado a juicio a Carmen, sino que Carmen es la que llevó a juicio al Ayuntamiento, el cual tendrá ahora que devolverle el impuesto indebidamente cobrado desde 2012 más los intereses devengados". 

Lea también - Jorge Javier Vázquez compara a Isabel Díaz Ayuso con la mujer de Franco: "Es una mezcla de Carmen Polo y Evita"

El abogado ha hablado de cómo se encuentra Carmen Martínez-Bordiú tras recibir esta noticia: "Con mucha alegría por la satisfacción del deber cumplido, en el sentido de que decidió desde un principio acogerse al Estado de Derecho y reclamar en los juzgados hasta poder ver finalmente como la Justicia le ha dado la razón tras ocho años de lucha", señala. Admira la valía de su cliente: "Ha demostrado ser una mujer valiente, porque juegan con que la gente no quiera entrar en disputas judiciales en este tipo de casos, pues conllevan una serie de gastos y se suelen dilatar en el tiempo".







Comentarios 0