elEconomista.es

Muere Little Richard, uno de los padres del rock and roll, a los 87 años

AFP
9/05/2020 - 16:27

El músico estadounidense Little Richard, uno de los pioneros del rock and roll, conocido por canciones universales como "Tutti Frutti" o "Long Tall Sally" y por su electrizante presencia en el escenario, murió el sábado a los 87 años.

El músico Kelvin Holly ha sido el encargado de dar la noticia en las redes sociales: "Descansa en paz, Richard. Mis pensamientos y oraciones están con todos mis compañeros de banda y fanáticos de todo el mundo. ¡Richard realmente era el rey!". Luego la revista Rolling Stone publicaba un artículo con el fallecimiento, explicando que, por ahora, la causa de la muerte era desconocida. El cantante había tenido problemas de salud: sufría de la cadera, tuvo un derrame cerebral y un ataque cardíaco.

Algunas de sus letras fueron sexualmente muy intensas y, revolucionaron al público más joven de su época. Tutti Frutti, por ejemplo, fue originalmente una canción sobre sexo anal: "Si no encaja, no lo fuerces / Puedes engrasarlo, hacerlo fácil", cantó, hasta que el productor Bumps Blackwell sugirió que fuera limpiado. La canción legó rock'n'roll su mayor expresión de alegría sin sentido, cuyas sílabas exactas aún se debaten.

Junto a artistas como Chuck Berry y Fats Domino, Little Richard impulsó la emergencia en la década de 1950 de un nuevo género, el rock and roll. Su distintiva voz y su ímpetu escénico inspiró a artistas de varias generaciones, desde los Beatles a David Bowie. A Little Richard, cuyo verdadero nombre era Richard Wayne Penniman, se le atribuye además haber dotado al rock and roll con escándalo y extravagancia. Llamaban la atención sus coloridas camisas, el estilo de su pelo con un jopo de 15 cm de alto, o su bigote, finito como el trazo de un lápiz.

Richard nació el 5 de diciembre de 1932 en el seno de una familia pobre en Macon, Georgia, en el sur de Estados Unidos. Un cantante de gospel descubrió su talento para el canto en 1947, y poco después comenzó su carrera profesional.

Su éxito de 1955, "Tutti Frutti", que se abría con un frase onomatopéyica sin sentido pero cautivante ("Awop bop a loo mop / Alop bam boom") se convirtió en una especie de presentación en sociedad del rock and roll en la cultura popular estadounidense.

Richard se adentró en el mundo de la música en los años 40, siendo todavía un adolescente. Sin embargo, su éxito no despegó hasta mediados de la siguiente década, cuando de la mano de Specialty Records lanzó una serie de singles de lo más salvajes y extravagantes que se habían escuchado hasta el momento, en plena era del rock and roll. Temas como Keep A-Knockin, Rip It Up o Lucille , además de los citados anteriormente, le convirtieron en una estrella en ambos lados del Atlántico.







Comentarios 0