elEconomista.es

Luis Enrique cumple los 50: cierra con optimismo y vitalidad el peor año de su vida

8/05/2020 - 12:09

Los 49 no serán recordados por Luis Enrique como un buen año, más bien al revés. A finales de agosto de 2019, cuando tan solo hacía tres meses de su cumpleaños, recibió la peor noticia que un padre puede recibir: la muerte de su hija Xana a los 9 años tras una dura enfermedad que le detectaron en marzo y obligó al asturiano a dejar la Selección española.

Tras unos meses de inactividad, arropando a su mujer Elena y sus dos hijos, centrado en el ciclismo y llevando el luto con discreción, volvió a tomar las riendas del combinado nacional en noviembre de 2019. Su vuelta fue polémica, ya que puso la condición de que Robert Moreno, amigo íntimo suyo y quien heredó su puesto en la Selección, no formara parte de su cuerpo técnico, destruyendo así su relación.

Según contaron los medios deportivos, el motivo de su ruptura fue personal: el Lucho no le perdona que no le mandara ningún mensaje ni le llamara preguntándole por su estado u ofreciéndole ayuda tras la muerte de su hija. Tampoco que Robert no se acercara a visitarle a su hogar o al hospital, siendo consciente de la profunda tristeza que sentía. Fue una traición para él.

Lea también - Luis Enrique habla de la pérdida de su hija Xana: "Hay que afrontar la muerte, pero no en el orden que me ha tocado a mí"

La polémica se diluyó y Luis Enrique comenzó a dirigir de nuevo a la Selección, con el objetivo de preparar la Eurocopa de 2020. En estos momentos, de hecho, debería estar dando los últimos retoques a la lista de jugadores seleccionados para este mayúsculo reto. Sin embargo, el coronavirus hizo acto de presencia, retrasando el torneo hasta el verano de 2021.

Y así se llega hasta este 8 de mayo, día en el que el exfutbolista de Real Madrid y Barça cierra el peor año de su vida y cumple los 50, una cifra redonda que celebrará confinado con su familia y con el recuerdo de la pequeña Xana. La tristeza nunca se terminará de evaporar, pero el optimismo y la vitalidad han vuelto a la vida de Luis Enrique, que tiene el objetivo de volver a rememorar aquellos triunfos de la gran España de 2008, 2010 y 2012.

Durante el encierro, el entrenador no pierde ojo de la actualidad. Concedió una entrevista desde su casa al diario AS y cargó contra los políticos: "Es lamentable lo que están haciendo, solo piensan en sus intereses. Es casi mejor ni mirar este tipo de información. Yo en las últimas elecciones, ni voy a votar. No me identifico con nadie", dijo un Luis Enrique muy cambiado, rapado y con bigote y perilla.

Además, el asturiano también ha mostrado su lado solidario mandando un mensaje a un niño de ocho años que estaba hospitalizado. "Como ahora no tenemos fútbol, me estoy dedicando a llamar a los mejores aficionados. Y me han dicho que tú, con ocho añitos, eres de los mejores que tenemos", le dijo el seleccionador en un emocionante y tierno vídeo en el que le envió mucho ánimo: "A recuperarse rápido que tengo muchas ganas de abrazarte".







Comentarios 1

#1
08-05-2020 / 12:45
KARMA DEL MALO PARA ÉL
Puntuación 0   A Favor   En Contra

TODO LO MALO QUE LE PASE A ESTE CHULO SE LO TIENE BIEN MERECIDO

POR ASQUEROSO Y MALA PERSONA