elEconomista.es

Michelle Obama recuerda la aventura tan especial que vivió con su guardaespaldas favorito


En un nuevo documental sobre los Obama, Michelle Obama se ha sincerado sobre la estrecha relación que mantiene con el que ha sido su guardaespaldas más cercano durante más de una década. Se trata de Allen Taylor, al que la mujer de Barack Obama considera como un "hermano" y con el que vivió una anécdota muy especial en China.

"Allen se parece más a un hermano que a un agente. He pasado mucho tiempo mirando la parte de atrás de su cabeza. Son 12 años de una relación, si no más", bromea en el tan documental Becoming de Nextlix, en el que las cámaras siguen muy de cerca al ex mandatario estadounidense y su mujer. 

Lea también - Cuarentena con los Obama: Netflix, achuchones y videoconferencias

El guardaespaldas más aclamado por los Obama también habla sobre cómo es trabajar para Michelle: "He estado trabajando con la Sra. Obama desde 2008. Hay mucho en juego en este trabajo, es una misión muy complicada, por lo que tienes que hacerlo bien el 100% del tiempo", confiesa.

Lea también - El subidón económico de Barack y Michelle Obama: pasan de un millón a 200 tras dejar la Casa Blanca

También recuerda uno de los momentos más divertidos que vivió junto a su protegida el día que visitaron la Muralla China: "Se había planeado que las niñas bajaran el tobogán", dice en referencia a las hijas del matrimonio, Sasha y Malia. "Cuando la Sra. Obama llegó al lugar, se interesó en querer hacerlo también". Los dos bajaron juntos y tal y como ha recordado, la mujer del ex presidente no lo pasó tan bien como esperaba.

Explica la anécdota mostrando a la cámara una foto del momento: "Como pueden ver, ella está sonriendo y yo no estoy sonriendo. Pero obviamente es una foto muy especial. Es una foto divertida. En realidad es uno de mis favoritas. Siempre tengo que pellizcarme y decir: "¿Realmente experimenté todo eso?", recuerda entre risas.







Comentarios 0