elEconomista.es

La princesa saudí Basma pide "misericordia": "Pasaré el mes en la cárcel a menos que mi tío y mi primo decidan liberarme"

30/04/2020 - 18:05

La princesa saudí Basma, hija del rey Saud bin Abdulaziz, ha vuelto a enviar un mensaje en Twitter desde la prisión donde lleva encarcelada 14 meses. En el tuit le pide ayuda a su primo, el príncipe Mohamed bin Salman, y a su tio, el rey Salman bin Abdulaziz al Saud, para que la pongan cuanto antes en libertad.

"En este mes de misericordia, nuestro sagrado Ramadán, apelo de nuevo a mi tío y a mi primo, el príncipe heredero, para que encuentren en sus corazones el sentido de la justicia que debe impregnar a todo musulmán en Ramadán y que recuerden a su pariente detenida arbitrariamente en las peores condiciones posibles, pese a los servicios rendidos al Reino (saudí)", escribió hace unos días.

"Pasaré el mes en la prisión de Al Hayar a menos que mi tío y mi primo decidan liberarme", reza en el comunicado, difundido tanto en árabe como en inglés. Basma sostiene su inocencia e insiste en su mal estado de salud: "Fui secuestrada junto con mi hija Sohd Al-Sharif. La cárcel de Al Hayar nos ha informado reiteradamente de que no se han formulado cargos contra nosotras ni hay una investigación en curso. Mi salud se sigue deteriorando, lo que me puede llevar a la muerte. Estoy muy grave".

Lea tambiénLa princesa encarcelada Basmah pide ayuda a su tío, el rey de Arabia Saudí

Fue detenida hace catorce meses tras intentar poner rumbo a Suiza junto a su hija, donde su madre iba a recibir un tratamiento médico de urgencia. La princesa, que criticó a la monarquía saudita y abogó por los Derechos Humanos en su país desde los medios de comunicación, ingresó entonces en una prisión de máxima seguridad, donde permanece sin haber sido acusada previamente.

Lea tambiénEl príncipe saudí Mohamed bin Salman detiene a tres altos miembros de su familia por traición

Meses después, su abogado, el norteamericano Leonard Bennett, denunciaba lo ocurrido: "Nadie sabía dónde estaba, nos temíamos lo peor", declaró en la radio televisión pública alemana, tal y como recogimos entonces desde Informalia. La Deutsche Welle desveló en noviembre pasado la desaparición de la princesa. Su abogado dijo que estaba sometida a "arresto domiciliario" sin haber sido procesada. Pero la realidad es aún peor.

No es el único mensaje de ayuda

No es el único mensaje de socorro que lanza en las últimas semanas a través de su cuenta de Twitter. "Como quizás sepan, actualmente estoy detenida por una arbitrariedad en la prisión de Al Hayer sin haber sido acusada penalmente. Mi salud se está deteriorando gravemente, lo cual podría provocarme la muerte. No recibo atención médica ni respuesta a las cartas que envié al Palacio Real. Fui secuestrada, junto con una de mis hijas, sin que se me diera explicación alguna y encerrada en prisión a principios de 2019", escribió a mediados de este mes.







Comentarios 0