elEconomista.es

Violeta Mangriñán desvela, entre lágrimas, sus problemas con la comida: "Me veía obesa"

27/04/2020 - 15:35

La influencer, que lleva días en el centro de la polémica por comprar un perro de raza por 4000 euros, ha mostrado a sus seguidores que su vida no es tan idílica como creen. Entre lágrimas, Violeta Mangriñán ha desvelado que desde que saltara a la fama, hace ya dos años, arrastra problemas de alimentación y depresión.

"El capítulo de hoy va a ser el más heavy y una de las más fuertes que he hecho. Me estoy poniendo fatal porque me cuesta hablar mucho de este tema. Es como que me da vergüenza, siempre me ha dado realmente vergüenza y es cómo ¿por qué? Es una cosa que me duele, me pesa mucho, llevo ya dos y años y medio con esto. Es algo jodido. Comparto con vosotros el 70% de mi vida, prácticamente todo. Esto ha formado parte durante dos años y medio de ese 30% restante que me guardo para mí, de mi vida personal. Tengo mis secretos, mis asuntos personales y tengo mis problemas", ha comenzado diciendo la novia de Fabio Colloricchio en MtMad.

"Esto empezó hace dos años y medio cuando empecé en la televisión.Yo siempre he sido una persona delgada, no he cambiado tanto. No soy ni alta ni bajita, mido 168 centímetros y pesaba 49 kilos. He sido siempre así y he estado acostumbrada verme siempre así. Hubo una etapa de mi vida hace dos años y medio que no lo pasé nada bien, salí de una relación tóxica y a parte por problemas hormonales, me hinché y engordé muchísimo. Bueno engordé 7 kilos. Joder, me cuesta hablar de eso un montón", ha explicado. "Y justo fue en la etapa que empecé en televisión. Entonces claro, yo me veía que estaba cambiando y no me veía bien. Me dio un cambio hormonal, dejé las pastillas anticonceptivas y me dio un rebote. Me cambió un poco mi cuerpo y me hinché. Me veía feísima, me veía un monstruo, me miraba en el espejo y me veía obesa. Empecé una mini depresión", ha contado. "Esto es un insulto para realmente que las personas tienen problemas, lo sé. Me miraba al espejo y decía 'joder soy una puta ballena'. Era un problema que cada vez me afectaba más hasta que se convirtió en una obsesión y me llevó a hacer muchas tonterías".

Lea también: Violeta Mangriñán responde a los insultos por comprarse un perro de 4.000 euros

Violeta ha relatado un episodio tras una merienda con Oriana y Jamine: "Me comí uno y cuando montamos en el coche le pregunté a Oriana que mirara cuántas calorías tenía un pancake y me dijo que 400-500. Me volví loca. Empecé a chillar, a llorar, las dejé en su casa y me fui al gimnasio y estuve tres días sin comer. Solo un bocado de manzana y mucha agua".

Ver esta publicación en Instagram

????

Una publicación compartida de ???????????????????????????? (@violeta_mangrinyan) el

La influencer ha confesado que aún no está recuperada: "Tengo todavía mis momentos de flaqueza con esto y es una pelea que me está costando muchísimo afrontar. A día de hoy soy una persona sana, que como de todo, que como sano, pero tengo mis momentos de flaqueza y tengo mis recaídas". A día de hoy, Violeta recibe ayuda para superar su problema: "Finalmente pedí ayuda y recibo ayuda de mi psicóloga. Es una persona maravillosa que me ayuda a llevarlo mejor, a estar mejor".







Comentarios 0