Actualidad

La mujer de José Luis Balbín y su lucha para conseguir un test que proteja al presentador de La Clave

El periodista José Luis Balbín (Pravia, Asturias, 1940) es conocido ante todo por su labor como presentador de La Clave, programa esencial de la Transición, inspirado en el programa francés Les dossiers de l'écran, y emitido en la Segunda Cadena (La 2) entre 1976 y 1985, y más tarde en Antena 3 Televisión, desde 1990 hasta 1993.

Ahiora, tal y como recoge la revista Semana, sabemos que Julia Mesonero, representante y mujer del periodista, lucha para conseguir un test que proteja a su marido. A pesar de que él es paciente de riesgo y ella tiene síntomas, nadie les hace un test para saber si tiene coronavirus. José Luis Balbín "hace comentarios sobre la actuación del Gobierno y el descontrol", dice su mujer

Balbín fue víctima de un ictus en el año 2015. Pero ya entonces, la también periodista Julia Mesonero se encargó de cuidar de él, como ahora. Él es paciente de riesgo y ella ha sufrido muchos de los síntomas compatibles con el Covid-19, pero no le hacen el test para comprobar si era positivo en coronavirus.

Mesonero quiere denunciar una situación en la que se encuentran ellos, pero también cientos de miles de familias en España, en la que conviven con un paciente de riesgo y les es imposible hacerse un test aun teniendo síntomas compatible con el virus. "Pedí que se me hiciera el test porque ahora estamos mi marido y yo solos, puesto que, para evitar riesgos, dije al cuidador que no viniera mientras esto durase. Soy yo quien e hago cargo de José Luis al 100%", dive la esposa de Balbín al citado semanario. "Me da miedo haber contraído el virus y contagiarle. Pero la única respuesta que recibo es que procure no acercarme a él. Y no por falta de sensibilidad de los sanitarios, todo lo contrario, porque no pueden hacer más. No pueden hacerme un test porque no hay. Ellos mismos reconocen mi situación, pero es que ellos mismos son los primeros que están desprotegidos", denuncia la periodista. "Necesitaba que me dijeran si lo tenía para quedarme tranquila porque José Luis es un paciente de riesgo. Tenía temor porque es un virus que se manifiesta de maneras diferentes. Llamé al hospital Puerta del Hierro, llamé al teléfono que pusieron especialmente para esto, pero nadie me atendía. Ya desistí porque no me contestaban y entonces llamé a nuestro médico de familia y me dijo que no podía hacer otra cosa. Nos trata de maravilla, pero ella misma me dijo que no tenían ni mascarilla para darme. Solo me dijo que me tomara un paracetamol cada 8 horas y que no me acercara a él, pero no tengo más remedio. Él tiene una serie de dependencias. Por supuesto, cuando me acerco a él tomo todo tipo de precaución con una pantalla", se lamenta Julia Mesonero. "Siento mucha rabia e impotencia. Es una tomadura de pelo, el coraje ante la pésima gestión que se está haciendo de toda esta tragedia. He pasado unos días fastidiada", comenta.

Después seis años desde que le dio el ictus, José Luis Balbín estuvo haciendo rehabilitación, con ejercicios diarios, con el objetivo de recobrar su autonomía para caminar "pero va a ser complicado mejorar más", explica su mujer. "De salud muy bien, pero el ictus le dio con edad avanzada. Las secuelas a medida que pasa el tiempo son peores, que en su caso fue el equilibrio en el tronco y no lo mantiene. Pero él camina y está bien", asegura.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin