elEconomista.es

Rodrigo Rato podrá estar con su mujer tres días a la semana gracias a su tercer grado

23/04/2020 - 14:21

La periodista Alicia González y esposa de Rodrigo Rato ha recibido este jueves una buena noticia. Su marido, que cumple condena de cuatro años y medio en la cárcel de Soto del Real, podrá ir a dormir a su hogar varios días a la semana. La propuesta de elevar de segundo a tercer grado al exvicepresidente del Gobierno le permitiría salir de prisión a trabajar y sólo tener que regresar a dormir de lunes a jueves.

La junta de tratamiento del centro penitenciario ha propuesto concederle ese el tercer grado. Si la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias lo aprueba, podrá pernoctar en casa los fines de semana.

Rato es el único de los condenados por el caso de las tarjetas 'black' que todavía no goza de la semilibertad. A sus 70 años, su buen comportamiento y el escaso riesgo de fuga podrían permitirle disfrutarla muy pronto. Ahora, Rato se encuentra aislado por culpa del coronavirus en el módulo 10 de Soto del Real, junto a Luis Bárcenas, entre otros.

Para empezar, Rato abandonaría la prisión de Soto del Real y se instalaría en un Centro de Cumplimiento o CIS (Centro de Inserción Social o de Régimen Abierto), donde le sería asignada una litera, una taquilla y un tutor, que le ayudaría a conseguir un contrato laboral, clave para poder abandonar el centro durante el día de lunes a jueves. En caso de no conseguirlo, permanecería en el centro durante esos cuatro días y podría realizar labores dentro, colaborando en el cuidado de la biblioteca o del gimnasio.

Entre el viernes a mediodía y hasta el domingo por la tarde, Rato disfrutaría de la libertad fuera del centro siempre que tenga un vínculo familiar y un domicilio donde estar localizable. En este sentido no tendría problema, pues el expresidente de Bankia está casado desde 2015 con la periodista Alicia González, con la que sale desde hace más de 15 años. Además, tiene tres hijos adultos, Gela jr. , Ana y Rodrigo, fruto de su primer matrimonio con Gela Alarcó. Además de los fines de semana, los presos en semilibertad pueden solicitar una semana libre al mes para viajar a visitar a un familiar, por ejemplo.

El CIS realiza controles y analíticas a sus presos para garantizar su buen estado de salud, pero también para evitar la presencia de drogas entre sus paredes. Por ello, pueden realizarlas sin previo aviso: si el resultado es negativo no hay problema; si es positivo, el reo se juega su tercer grado.

Lea también - Monumental cabreo de Rodrigo Rato en prisión: un narco le regala un calendario con sus fotos en bañador

Si todo va bien (contrato laboral, vínculo familiar, buen comportamiento, cumplimiento de normas del CIS...), en unos meses Rato podría dar un paso más y solicitar un dispositivo telemático que le permitiría pernoctar en casa todas las noches. Tan solo tendría que ir al centro para firmar cuando el día y a la hora que le fuera impuestos, el resto de su vida podría transcurrir con normalidad y casi libertad, pues la famosa y deseada pulserita también impone sus normas. El hogar del preso se convierte en su nuevo CIS, por lo que debe cumplir los mismos horarios de lunes a viernes, es decir, nada de bailar sevillanas a las 5 de la madrugada en un local de Marbella, por ejemplo, ni viajar sin autorización previa del centro. Tampoco puede manipular el aparato o tratar de deshacerse de él, en tal caso, el tercer grado le sería cancelado y regresaría nuevamente a prisión.







Comentarios 0