elEconomista.es

Isabel II cumple 94 años sin celebraciones y aislada por el coronavirus

21/04/2020 - 11:36

Desde que estalló la crisis por coronavirus, el estado de salud de Isabel II ha sido uno de los grandes enigmas entre la sociedad británica e incluso algunos medios han barajado la posibilidad de que la reina de Inglaterra hubiera contraído la enfermedad. Pero nada más lejos de la realidad. La monarca británica está en perfecto estado y cumple este martes 94 años.

La Reina pasará este día tan especial confinada en su residencia de Windsor a la que se trasladó el pasado 16 de marzo. Allí pasa la cuarentena, alejada de la pandemia y en contacto permanente con su familia y otros 'royals' destacados como el rey Felipe VI, con quien habló hace unos días.

El cumpleaños de Isabel II no estará rodeado de glamour y pomposidad. Según fuentes de Buckingham, ella misma ha considerado que, a la vista de la crisis que atraviesa el mundo, no es apropiado celebrar su 94 aniversario con salvas de cañón o el repicar de las campanas de la Abadía de Westminster, en Londres, como manda la tradición.

Tampoco habrá celebración oficial de su cumpleaños en junio, puesto que se ha suspendido el desfile que la guardia real realizaba a caballo festejando la nueva cifra que alcanzaba la monarca. La reina tan solo recibirá las felicitaciones de su familia y amigos de manera virtual.

En Windsor, la reina británica está atendida por un reducido grupo de personas y acompañada por su marido, Felipe de Edimburgo (98), quien reapareció este lunes tras su jubilación para mandar un mensaje a los ciudadanos y agradecer "el trabajo vital y urgente que realizan los trabajadores, clave para ayudar a que Gran Bretaña se mueva durante la pandemia de coronavirus".

Al igual que su esposo, Isabel II también tomó la palabra el pasado 5 de abril para dar ánimos a sus súbditos con un discurso cargado de optimismo y en el que evocó el espíritu de la Segunda Guerra Mundial: "Volverán días mejores, nos volveremos a ver", dijo.

Desde su encierro, la Reina de Inglaterra ha permanecido al tanto de la salud de su hijo, el príncipe Carlos, que superó el coronavirus a primeros de este mes y se pudo reencontrar con su mujer, Camilla Parker Bowles, en Clarence House, donde pasan ambos el aislamiento. También está en contacto con líderes políticos como Boris Jonhson, que también venció al virus, y con su nieto más díscolo, el príncipe Harry, que ha comenzado una nueva vida alejado de la Familia Real con Meghan Markle en Los Angeles.







Comentarios 0