elEconomista.es

La mujer de Kim Jong-un, líder de Corea del Norte, única persona preocupada (de verdad) por la gravedad de su estado

21/04/2020 - 10:29

Estados Unidos recopila y analiza información de los servicios de inteligencia acerca de que la salud del líder norcoreano Kim Jong-un, supuestamente grave después de una cirugía.

El dictador norcoreano estaría recibiendo tratamiento después de someterse a un tratamiento cardiovascular a principios de este mes, concretamente el día 12 de abril. Las especulaciones sobre la salud de Kim llegan después de que se ausentara en un evento clave del país, el aniversario de su abuelo,  el padre fundador de la nación, fiesta nacional el 15 de abril, pero Kim no asistió.

Lea también: Letizia saca la 'artillería pesada' en Corea: vestido con transparencias y pendientes de rubíes

El gobierno de Corea del Sur niega las informaciones sobre que Kim Jong pero medios como la CNN afirman que se encuentra en estado críticó después de una cirugía. Un informe de Reuters, citando al sitio web Daily NK, dice que Kim se recupera  en el condado turístico de Mount Kumgang, Hyangsan.

"El líder norcoreano Kim Jong Un no está gravemente enfermo", asegura la agencia de noticias Yonhap de Corea del Sur citando a dos funcionarios del gobierno, según información de Reuters. "No hay signos inusuales sobre la salud del líder de Corea del Norte", dijo una fuente oficial del gobierno. Pero dado el oscurantismo que rodea al país, la fiabilidad de esta información deja mucho que desear.

Al margen del cataclismo geopolítico que supondría un cambio en el liderazgo de la dictadura norcoreana,uno de los regímenes más oscuros del planeta, se supone que Kim tiene familia y está casado. Las apariciones de su mujer, Ri Sol-ju, en los medios de comunicación son escasas. Ella sería en estos momentos la personas más preocupada por la situación de su marido, al margen de cuestiones políticas.

Como esposa del sátrapa, es buena aficionada al lujo y la moda. Sin embargo, resulta extraño en Corea ver una mujer a la última, teniendo en cuenta que los peinados y las vestimentas están sujetas a los patrones que marca el Gobierno.

Fue en 2012 cuando la esposa de Kim fue fotografiada con un bolso de mano, similar a un modelo de Dior, cuyo precio rondaba los 1.300 euros en Corea del Sur. Esta cifra es aproximadamente lo que ingresa un ciudadano norcoreano de clase media en un año de trabajo.

Luego vimos a Ri Sol-ju lució otro bolso, muy parecido a un modelo de Prada y también de un precio prohibitivo para la mayor parte de los habitante del país, mientras acompañaba a su marido en la inauguración de una terminal del aeropuerto de Pyongyang. No es fácil confirmar si estamos ante artículos originales o imitaciones, si bien es cierto que en Corea del Norte no descartan la primera posibilidad.

Ri Sol-ju ha sido fotografiada con joyas muy caras y vestidos hechos a medida, de colores alegres, lo que contrasta con el negro establecido para la mayor parte de la población. Para las mujeres del territorio, Ri es un modelo. Esto ha favorecido al crecimiento de las importaciones de productos de lujo como coches, relojes, cosméticos y perfumes desde que el más joven de la dinastía que detenta desde hace décadas el poder en el país.







Comentarios 0