elEconomista.es

Meghan y Harry preparan el cumpleaños de Archie en confinamiento: tartazo en la cara

19/04/2020 - 10:15

El príncipe Harry y Meghan Markle no han tenido más remedio que aplazar o cambiar sus planes iniciales para la fiesta en la que iban a celebrar el primer cumpleaños de Archie, el 6 de mayo. Pero el coronavirus no impedirá que haya celebración y que sea un día muy especial y recordado.

En lugar de la fiesta que iban a hacer, organizarán, como todo el mundo, una vídeo party, con soplado de velas mientras el joven Windsor recibe vía FaceTime o Zoom los halagos y felicitaciones de familiares y amigos.

Se da por seguro que al pequeño le estrellaran un pastel en la cara para regocijo de todos los que sigan por vídeo el cumpleaños. El llamado "aplastamiento de pastel" es un fenómeno que comenzó en Estados Unidos hace tres años y se considera un rito de iniciación para los bebés cuando cumplen su primer año de vida. Puede que sea otro invento del marketing 'pijo' para que los ricos gasten más dinero pero la cuestión es que se ha generalizado.

El desarrollo es simple: se invita a familiares y amigos a ver a Archie recibir el tartazo de un pastel especialmente cocinado a tal efecto. Una vez perpetrado el tartazo, como los de los payasos en el circo, el ritual se completa con baños de burbujas y las imágenes, muy divertidas, se guardan como un recuerdo especial del primer cumple. En California hay empresas que organizan todo lo relativo al primer cumpleaños tartazo y con todos estos detalles. Cuesta alrededor de mil euros, con mil precios y variantes. En circunstancias normales, habrían contratado a un fotógrafo profesional pero, bajo confinamiento, Harry y Meghan se turnarán para hacer las fotos y los vídeos.

Vídeos inéditos

Una fuente ha informado a The Sun de que Meghan ha recopilado con todo el amor de madre un álbum de fotos de los "mejores momentos" de Archie, y un montaje de vídeo de escenas que han filmado (en privado) durante primer año de su hijo, lo cual puede convertirse, de hacerse público, en un verdadero documento histórico en el futuro. Parece que al menos las imágenes y el montaje elaborados por la ex actriz (no olvidemos que es una profesional) serán enviados a los miembros de la familia y amigos.

Regalos

Los Sussex han rogado a todos que no hagan regalos y quieren que quien quiera tener un detalle con Archie done a su fundación o otras organizaciones benéficas locales de Los Ángeles la cantidad equivalente.

Lea también: Meghan Markle y el príncipe Harry viven alquilados cerca de Elton John en Los Ángeles

En su nueva casa alquilada

Los Sussex celebrarán este ciber cumpleaños en su nuevo domicilio: han alquilado una mansión valorada en casi diez millones de euros y situada cerca de la residencia de sus amigos Elton John y su marido David Furnish.Meghan y Harry optaron por esta propiedad para ganar tiempo antes de comprar la que será su residencia permanente en Los Ángeles. No ha trascendido cuál es el precio del alquiler pero dado el precio de la vivienda, expertos inmobiliarios aseguran que "es difícil" que la renta mensual sea inferior a los 40.000 dólares al mes, siempre y cuando sea el precio de mercado el que dicte el precio y no estemos hablando de algún favor especial.

Elton John, experto inmobiliario

Junto al pequeño Archie, el hijo de Lady Di y su esposa disfrutan de privilegios en la casa a la que se han mudado durante el confinamiento californiano como piscina, jardines y hasta un gimnasio privado.

Medios británicos especulan con la posibilidad de que hayan contactado con los propietarios de la mansión a través del que fuera amigo íntimo de la princesa de Gales, ahora vecino suyo. Se entiende que los Sussex han contado con la ayuda del autor de Rocket Man encontraron su casa gracias a Sir Elton , de 73 años, y a su esposo David, de 57, con quienes mantuvieron varias videollamadas. Recordemos que Los Ángeles, como muchas ciudades del mundo, estará cerrada como mínimo hasta el 15 de mayo.

Lea también: El bautizo del hijo de Meghan y Harry: Archie Mountbatten es igual que su abuelo materno 

Anti paparazzi

Una fuente citada por The Sun, asegura que Meghan y Harry llevaban meses buscando las casa de sus sueños pero al no encontrarla y dadas las especiales circunstancias generadas por la pandemia, decidieron alquilar para poder decidir con tranquilidad la adquisición de la vivienda que quieren y que, entre otras muchas condiciones, debe ser segura y blindada a los paparazzi, lo cual reduce en cierta medida el abanico de posibilidades.

15 millones de presupuesto

La mansión alquilada es del máximo nivel de lujo, accesible a través de dos puntos de control, dentro de una urbanización con entradas y vigilancia privada. Son casas muy grandes, y abundan las celebridades como el citado Elton. TMZ afirma que el presupuesto que manejan los Sussex para la compra de su futura mansión supera los 15 millones de euros y el barrio de Bel Air es uno de sus favoritos.

Ahora se ha sabido que fue Meghan quien se empeñó en dejar Canadá para mudarse a Los Ángeles y que la razón principal que motivó su deseo no fue estar cerca de su madre sino su voluntad clara de "acercarse a la acción" en Hollywood. Si se quedaron antes en Canadá fue porque alguien les explicó que hubiera estado mal visto un traslado a California desde el Reino Unido.

George y Amal Clooney

Harry, de 35 años, y Meghan, de 38, llegaron a Los Ángeles el pasado mes de marzo y los primero que hicieron fue llamar a Elton y David, padres de Zachary, de nueve, y Elijah, de siete. Pero también se dice que George y Amal Clooney (invitados a su boda) ayudaron a los Sussex a establecerse y les aconsejaron en asuntos como la seguridad y hasta las posibilidades de escolarización de Archie en el futuro.

Ayuda solidaria

El pasado viernes vimos por fin nuevas imágenes de Meghan y Harry. Los Sussex tratan de poner su granito de arena solidaridad en Los Ángeles arrimando sus reales hombros para ayudar a quienes están en mayor riesgo durante la crisis pandémica.

De ahí las imágenes que ya recogimos desde Informalia de ambos  con máscaras, cumpliendo con las leyes californianas sobre el virus, mientras entregaban comidas gratis en West Hollywood para la organización benéfica Project Angel Food. Archie se quedó en casa con sus cuidadores.







Comentarios 0