elEconomista.es

El curioso confinamiento de Manuel Valls: en la gran finca de su mujer en Menorca pero sin ella

17/04/2020 - 9:59

Manuel Valls, concejal de Barcelona pel Canvi, vive una curiosa situación en este confinamiento por coronavirus al que se enfrenta la sociedad española. El exprimer ministro francés pasa el encierro en la impresionante finca que su mujer, Susana Gallardo, posee en Menorca. Sin embargo, en la misma no está su esposa, que permanece aislada en un piso de Barcelona tras contraer el Covid-19.

Valls y Gallardo se trasladaron a la isla el día 12 de marzo, poco antes de que se decretara el Estado de alarma. Ambos se alojaron en la finca menorquina de la heredera de los laboratorios Almirall, según cuenta la radio francófona de Barcelona Equinox.

Pero solo unos días después Susana tuvo que regresar a Barcelona porque su madre, María Teresa Torrededía, se contagió de coronavirus y acabó falleciendo a los 84 años. Durante su estancia en la Ciudad Condal, la empresaria también contrajo la enfermedad, por lo que permanece aislada en un piso de Barcelona, según cuentan fuentes cercanas al político a Eldiario.es.

La finca balear en la que se encuentra Valls tiene 98.000 metros cuadrados y cuenta con una piscina de 45 metros y un solárium de 36. También alberga tres viviendas construidas: la principal consta de tres plantas de 245, 203 y 123 metros cuadrados, respectivamente; mientras que las otras dos tan solo tienen una planta de 106 y 221 metros cuadrados cada una.

La propiedad, situada en Binidalí, una zona poco poblada cercana al aeropuerto de Menorca y al puerto de Mahón, es muy especial para la pareja, ya que fue allí donde se celebró su boda el 13 de septiembre de 2019.

Pese a estar recluido en la finca, Valls ha mantenido conversaciones con sus 'colegas' políticos de Barcelona. El exprimer ministro se reunió dos veces por vía telemática con la alcalde de Barcelona Ada Colau y permanece en contacto permanente con el primer diputado socialista Jaume Collboni. También está en contacto con su mujer, que se recupera del Covid-19 a muchos kilómetros de él.







Comentarios 0